Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria del cine porno en EE UU, paralizada tras detectarse dos casos de sida

California produce más de 10.000 películas porno al año, lo que supone unos ingresos de entre 4.000 y 13.000 millones de dólares

La gigantesca industria del cine porno del Estado de California entró ayer en una moratoria de 60 días, después de que un examen de sida a un conocido actor diera positivo. Temerosa de posibles contagios, la organización médica para la Salud en la Industria del Cine Porno (AIM, por sus siglas en inglés) recomendó una interrupción de los rodajes de 60 días, es decir, hasta el próximo 8 de junio. Durante en este lapso, se realizará la prueba a las 12 actrices que mantuvieron relaciones sexuales con él en los últimos meses, de las que al menos una ha dado también positivo. La industria del cine pornográfico ya enfrentó una crisis similar en 1999.

Una fuente de la industria del cine pornográfico ha informado de que más de diez productoras han accedido a suspender las filmaciones hasta el 8 de junio. En este sentido, la productora del cine para adultos Jill Kelly ha reconocido que la paralización afectará seriamente a la industria del cine X, pero se ha declarado dispuesta a suspender los rodajes de este tipo de películas, para las que generalmente no se usan preservativos, hasta que las evaluaciones médicas hayan concluido.

Para muchos actores, la parada forzosa supone un desastre para sus bolsillos. "Sería muy bonito tomarse dos meses de vacaciones, pero estamos hablando de pornografía", ha asegurado al ex estrella porno Sharon Mitchell a la revista Daily Variety. La mayoría de los actores de la industria porno trabaja en varias películas al mismo tiempo por semana. Además de divulgar el nombre del actor porno que dio positivo, el veterano Darren James, la AIM ha revelado una lista de 12 actrices que mantuvieron relaciones sexuales con él en los últimos meses y ha señalado que al menos una de las mujeres también es portadora del VIH. Además deberán realizarse exámenes a otros 35 actores que, a su vez, mantuvieron relaciones ante las cámaras con esas actrices.

Sólo el 17% de los hombres usa condón

El miércoles pasado, durante los frecuentes exámenes de sida que la AIM realiza a los cerca de 1.200 protagonistas del cine porno, el actor Darren James dio positivo, según ha informado Elizabeth Mitchell, portaoz de esa organización. Según ha explicado Mitchell, los actores porno deben realizarse frecuentes exámenes de sida, que deben dar negativo para seguir trabajando, ya que sólo un 17% de los hombres se pone el preservativo. Mitchell ha indicado que James habría contraído el virus del sida hace un mes, mientras rodaba una película en Brasil para la que no utilizó condón.

El último actor de esta industria que se enteró que era portador por la AIM fue Tony Montana en octubre de 1999, añadió Mitchell. otras fuentes apuntan a que hace un año, otro actor infectó a cinco mujeres. Kat Sunlove, de la Coalición por una Libre Expresión, grupo que aboga por los derechos de los actores porno, opina que la medida es sensata, pero añade una crítica: "Éste es el primer examen que da positivo en los últimos cuatro o cinco años y la industria lo pudo atajar de entrada".

En el Valle de San Fernando (California), donde se encuentran 50 de las 85 principales empresas dedicadas a la creación de cine X, se producen al año más de 10.000 películas pornográficas. Allí reside la comunidad más grande del mundo de estrellas del género, calculada en unas 1.600, cifra difícil de verificar porque se trata de un colectivo móvil e inestable cuya presencia es cada vez más patente, hasta el punto de que a las anteriores elecciones estatales se presentó una actriz porno. Desde los años 70, una de cada cinco películas rodadas en Los Ángeles es porno y esta industria se ha convertido en una potente realidad económica invisible para Hollywood, al facturar entre 4.000 y 13.000 millones de dólares anualmente. De momento, se desconoce el impacto económico de la moratoria.