Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Torremolinos 73' narra una historia de amor y porno en clave de comedia negra

El Festival de Málaga rinde homenaje a Juan Antonio Bardem

El VI Festival de Málaga estrenó ayer, en la sección oficial a concurso, la ópera prima del director bilbaíno Pablo Berger, Torremolinos 73, una historia de amor y sexo ambientada en la España de finales de la dictadura que ha contado con Javier Cámara y Candela Peña como protagonistas. El también debutante Dionisio Pérez Galindo presentó El regalo de Silvia, una cinta cercana al realismo social con la donación de órganos como punto de partida.

El festival rinde homenaje hoy, en el Teatro Cervantes, al guionista y director Juan Antonio Bardem. También se proyectarán dentro de un ciclo algunas de sus películas más famosas como Calle mayor, Muerte de un ciclista o Esa pareja feliz. Por su parte, Imanol Arias recibía ayer el Premio Málaga por toda una carrera dedicada al cine y la televisión.

Con una buena acogida por parte del público se presentó Torremolinos 73, una película inspirada en un hecho real que cuenta la historia de un matrimonio enamorado pero con dificultades económicas. Alfredo López es vendedor de enciclopedias a domicilio. Carmen es peluquera y su sueño es tener un hijo que parece que nunca llega.

Sus vidas cambiarán de repente cuando la editorial Montaya, para la que trabaja Alfredo, les propone realizar películas eróticas en formato super 8 bajo la falsa excusa de venderlas en los países escandinavos como vídeos científicos de la reproducción. Carmen se convierte en una inocente e improvisada estrella del porno y Alfredo se obsesiona con la dirección tras la cámara y el cine de Bergman.

"Leí en una revista americana un artículo que hablaba de un director español que había hecho una película con su mujer en la que aparecían escenas de sexo y un toque de lirismo. Este director, por lo visto, fue muy conocido en Escandinavia pero en España su película sólo se pudo estrenar cuando entró en vigor la clasificación S para las cintas", cuenta Pablo Berger.

Para este primer largometraje, escrito por el propio realizador y en el que trabajó durante cinco años, Pablo Berger ha contado con actores como Javier Cámara, Candela Peña y Juan Diego. "Estoy tremendamente agradecido con los actores porque se han puesto en manos de un director novel como yo", asegura Berger. "Hacer esta historia de amor ha sido maravilloso pero complicado, porque todo tenía que estar ambientado en los setenta. Además las escenas de sexo son muy importantes, los actores tenían que parecer muy naturales y creo que se ha conseguido gracias a la química de Candela y Javier", añade el cineasta.

La tercera cinta presentada a concurso en este festival fue El regalo de Silvia, rodada en A Coruña por el debutante Dionisio Pérez Galindo. Silvia, una chica con depresión crónica, se suicida para poder seguir viviendo en seres más felices y completos que ella. Dona sus córneas, su corazón y un riñón. Tres historias paralelas de los receptores se imbrican bajo la columna vertebral del vídeodiario de Silvia.

"Es una historia de segundas oportunidades", dice Víctor Clavijo, uno de los protagonistas de la cinta. "Se trataba de contar temas trascendentales de una manera cotidiana y tiene, como la vida, sus sufrimientos y felicidades", comenta Dionisio Pérez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de abril de 2003