Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Espacial Europea inyecta 1.000 millones para salvar el proyecto Ariane 5

La apuesta europea de lanzadera con capacidad para 10 toneladas falló en su vuelo inaugural

El Consejo ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha decidido hoy desbloquear más de mil millones de euros para garantizar el futuro de Arianespace y perfeccionar la lanzadera espacial Ariane 5 ECA (con capacidad para diez toneladas). La agencia atraviesa una grave crisis tras el lanzamiento fallido del Ariane 5 en su vuelo inaugural en diciembre pasado, lo que ha dejado el sector en manos de los aparatos rusos y estadounidenses.

Reunidos en París, los 15 miembros de la ESA han acordado inyectar 960 millones de euros para garantizar el acceso de Europa al espacio, con el programa EGAS de Arianespace para 2004-2009, y otros 228 millones para la recalificación del cohete Ariane 5 ECA, cuyo primer prototipo falló en su vuelo inaugural en diciembre pasado. El Ariane 5 es la apuesta europea por entrar en el negocio del lanzamiento de satélites, dado que tiene capacidad para transportar hasta 10 toneladas (hasta ahora lo habitual eran cinco). La lanzadera europea tiene que competir con los proyectos estadounidense y ruso en la misma línea, por lo que el fallo en el vuelo inaugural resultó un duro revés.

Además, la ESA ha decidido abrir "la base de Kuru (en la Guayana Francesa) al lanzamiento de las naves rusas Soyuz", poner en marcha un "programa de transición" en la investigación de nuevos cohetes reutilizables o parcialmente reutilizables, y, por último, destinar 124 millones de euros a la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés).

"Este es un mensaje muy fuerte de Europa en su compromiso" por el futuro de su sector espacial, ha declarado el director general de la ESA, Antonio Rodota, en rueda de prensa.

Ya por la mañana, el Consejo ministerial de la ESA ha dado su apoyo unánime "total y global" al sistema de lanzaderas europeas Ariane, aunque no se habían determinado las cifras en que se traduciría ese apoyo.