Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MENORES

Seis alumnas de un instituto de Melilla golpean a una compañera hasta dejarla inconsciente

La víctima tuvo que ser atendida en un hospital y sus padres aseguran que sigue siendo amenazada

Seis alumnas de entre 13 y 15 años del Instituto de Educación Secundaria Miguel Fernández de Melilla agredieron a una compañera de 14 años, golpeándole la cabeza en el suelo hasta que perdió el conocimiento, por lo que tuvo que ser reanimada por el servicio médico de urgencia del 061, según han explicado hoy los padres, que han presentado una denuncia ante la fiscalía de Menores.

Según han informado fuentes del centro, la agresión se produjo el pasado viernes después de que la víctima, estudiante de tercero de ESO, discutiese con un compañero, quien al parecer instó a un grupo de amigas a que la golpeasen.

Las seis alumnas esperaron a su compañera en las puertas del Instituto cuando acabaron las clases y allí le propinaron una paliza que la hizo caer al suelo, golpearse la cabeza y quedar inconsciente, pese a lo que continuaron agrediéndola hasta que intervino una pareja de la Guardia Civil y de agentes de la Policía Local que patrullaban por la zona, según dichas fuentes. Según ha declarado hoy el padre de la víctima, "la agarraron del pelo, la golpearon contra el suelo y la dejaron inconsciente bajo un coche, donde recibió además patadas y golpes".

Los padres de la alumna agredida, que fue atendida en el Hospital Comarcal por múltiples contusiones y magulladuras, presentaron una denuncia ante la Fiscalía de Menores y el centro escolar, que ha expulsado a las presuntas agresoras cinco días, si bien no podrá tomar más medidas hasta que se resuelva la vía judicial.

A pesar de los golpes, que obligan a la joven a llevar collarín, el lunes pudo regresar a clase, aunque, según ha subrayado el padre, las amenazas persisten, por lo que se ven obligados a acompañar siempre a su hija a la entrada y salida del instituto, incluso durante el recreo. Además, el lunes, una familiar de una de las expulsadas trató también de golpear a la hermana de la víctima, que estudia en el mismo centro, según ha relatado el padre.

Una vez se adopten las medidas judiciales, el Consejo Escolar sólo podrá sancionar a las presuntas agresoras con una expulsión de 30 días y el traslado a otro centro.