_
_
_
_

Marinita Precaria: «Cualquier paso que doy en mi vida lo he buscado en Google»

La cordobesa Marinita Precaria ha pasado en solo dos años de tocar en su habitación a llevar su pop melancólico al Primavera Sound.

montaje-cuestionario298
Marinita Precaria

La pillamos “casi de incógnito”, resguardada en la planta de la azotea para no molestar a sus compañeros durante su jornada laboral. Porque, como si de una superheroína se tratara, Marina Gómez (Córdoba, 29 años) tiene dos facetas. Por el día, trabaja como arquitecta en un estudio de la capital. Cuando cae la noche, se transforma en Marinita Precaria, uno de los grandes hallazgos del pop nacional reciente. La joven, que comenzó a componer en su habitación con un teclado Casio y un micro de apenas 20 euros para combatir el hastío pandémico, ha logrado que su estilo naíf y nostálgico, sin pretensiones o ambición de complejidad, ponga banda sonora a las emociones más melancólicas de la generación milenial. Ella modera el entusiasmo: “Soy un poco cobarde para dedicarme por completo a la música”.

¿Puede llamarse ‘precaria’ y actuar en el Primavera Sound?
Cuando me puse el apellido ya sabía que estaba cometiendo un error, pero la idea es que la precariedad tenga fecha de caducidad. Me hace ilusión tocar en el Primavera Sound, aunque solo sea por contarlo. Suena como muy espectacular.

Ya que es arquitecta, elija: ¿a qué ídolo le pondría un piso?
Le pondría un piso a Taylor Swift. Se lo merece y ha roto con su novio, muy trágico, a lo mejor necesita un espacio para componer un disco al respecto. Pero a ninguno de mis ídolos les hace falta un piso, que me lo pongan ellos a mí.

¿Tiene más talento para la música o para la arquitectura?
Para ninguna de las dos. Yo talento no tengo, pero a la arquitectura le he dedicado más tiempo. Soy consciente de que si me centrara más en la música podría tener mucho más nivel, pero estoy contenta con los resultados que obtengo.

En su canción Final explicado busca en internet la aclaración sobre un desamor. ¿Tira mucho de Google?
Cualquier paso que doy en mi vida lo he buscado antes en Google. Cosas de cocinar, de casa, definiciones, rimas… Todo.

Confesaba en Instagram que ha estado mucho tiempo en la parra. ¿Suele frecuentarla?
Voy muchísimo. A veces la parra me absorbe y compongo menos de lo que me gustaría. Para salir de la parra necesitas mucha energía y voluntad. Eso es difícil de encontrar, así que trato de aprovechar las rachas creativas que tengo.

Ha sido calificada como la cronista de los mileniales, ¿qué opina sobre la generación?
Que vamos en decadencia. Nos consideramos guais, pero la generación Z nos adelanta en temas de derechos sociales, reivindicaciones… Como cada vez nos costará más abrirnos a cosas nuevas, iremos siendo más rancios. Tiene pinta. Yo, fatalista siempre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_