_
_
_
_

Mucho desparpajo en el estreno en Barcelona de ‘Fashion Freak Show’, de Jean-Paul Gaultier

El diseñador acudió a la presentación del espectáculo en el que cuenta su vida y muestra los inconfundibles diseños que le dieron la fama internacional

Fashion Freak Show
El espectáculo arranca con los peluches con sujetadores de cono que ya diseñaba de niño Jean-Paul Gaultier.Alberto Paredes (Europa Press)
Mar Rocabert Maltas

“Hay que tener actitud”, soltaba una encorsetada Anna Wintour encima del escenario, representada con la misma melena bob y las grandes gafas con las que mira la moda desde hace años. Libertad, contestaba Jean-Paul Gaultier con el espectáculo que cuenta su vida y repasa los diseños que le dieron fama internacional. Y el mismo diseñador se ratificaba al final del estreno de Fashion Freak Show en el Teatro Coliseum de Barcelona, cuando salió a saludar para agradecer la calurosa acogida que ha tenido en la ciudad, donde estará en cartel hasta el 21 de abril.

Pero lo más espontáneo de una función que se estrenó en el Folies Bergère de París en 2018 y también se ha visto en Londres fue el desparpajo con que entró en escena la modelo mallorquina Alicia Gutiérrez. Sin dudarlo, cogió lo mejor de cada alegato y desfiló con su ceñido vestido de rayas y flores de la marca cuando la misma Wintour retó al público a atreverse a subir. El descaro y la diversión marcaron el estreno.

Barcelona y el Teatro Coliseum se pusieron estupendos el jueves por la noche para dar la bienvenida a Jean-Paul Gaultier y a la historia de su vida, contada con mucha música, baile y diseños, con bailarines que se destapan más de lo que se visten para invitar al público a soltarse y pasar una noche de divertimento. El mismo Gaultier contaba que este es el objetivo del espectáculo: “Que el público cante, baile, se ría y pase una divertida noche”. Y así fue, una obra con pinceladas de su vida, donde también hay alguna cesión al dolor y la melancolía.

El diseñador francés Jean-Paul Gaultier el jueves por la noche en el estreno de 'Fashion Freak Show' en Barcelona.
El diseñador francés Jean-Paul Gaultier el jueves por la noche en el estreno de 'Fashion Freak Show' en Barcelona.Alberto Paredes (Europa Press)

De hecho, el arranque es uno de estos momentos en que el público se fundió en un abrazó con el Jean-Paul niño, cuando muestra su rosebud, un oso de peluche, pero no uno cualquiera, sino uno llamado Nana al que ya de pequeño vestía con un corsé con el sujetador en forma de cono que años más tarde vistió Madonna. Una pieza que se convirtió en icono del empoderamiento femenino, la libertad sexual y el diseño más asociado al modisto francés. Su abuela fue la que siempre le animó a maquillar y vestir a sus peluches en el suburbio parisino dónde creció, soñando con ser modisto.

Con un elenco de bailarines insolentes, cada cuerpo, cada vestido y cada coreografía gritan libertad en este espectáculo, sobre todo libertad sexual. Y la modelo Alicia Gutiérrez cogió el guante. Cuando la hierática Wintour retó al público a subir al escenario, no dudó en ser la primera en levantar la mano y marcarse unos pasos y unos bailes con los demás actores. Y eso que un rato antes la poderosa editora de Vogue había censurado el primer desfile de Gaultier por sacar a la pasarela modelos con bolsas de basura en una divertida conversación con Karl Lagerfeld al teléfono. Unos desfiles después, también ella entonaría un “j’adore”, en referencia al que fue considerado enfant terrible de la moda, por atreverse a romper muchos estereotipos.

Entre coreografías con mucho movimiento, abigarradas de color y contoneos sexuales, brillaron los éxitos del diseñador, como su paso por Pierre Cardin, donde se formó como diseñador; el flechazo con Francis, el amor de su vida, o su despegue con su propia firma, Jean Paul Gaultier. Pero también hubo momentos de sufrimiento como la dureza de la maestra (que interpreta una cómica Rossy de Palma en una imagen audiovisual) que reprocha al pequeño Jean-Paul que dibuje en clase o cuando Francis muere de sida. Un momento que también sirve para reivindicar una vez más la libertad sexual.

Entre los invitados al estreno la diversidad también reinó y se dejó ver en el photocall previo, que se convirtió en una pequeña fiesta que cortó el lateral de Gran Vía, con música y bebidas, justo delante del espectacular teatro Coliseum. Mucho brillo y caras conocidas irrumpieron en una noche de primavera con pálpito de diversión. La histórica vedette de El Molino Merche Mar, los artistas Sharonne, Carmen Farala o Venus Plastic se mezclaron con cantantes como Julieta, Rigoberta Bandini o Wekafore, actores como Álex de Lucas, Jordi Milán o Bruno Oro, los influencers Miguel Carrizo, Jessica Goicoechea, Belen Hostalet o Songa Park, y diseñadores como Josep Abril y Sita Abellán, emprendedoras como Inés Arroyo o comerciantes del lujo como Luis Sans (Santa Eulàlia). Más moda y luces están por llegar a la ciudad: la semana que viene comenzará la 080 Barcelona Fashion y el 23 de mayo tendrá lugar el esperado desfile crucero de Louis Vuitton.




Sobre la firma

Mar Rocabert Maltas
Es periodista de tendencias y cultura en la redacción de Cataluña y se encarga de la edición digital del Quadern. Antes de llegar a EL PAÍS, trabajó en la Agència Catalana de Notícies. Vive en Barcelona y es licenciada en Periodismo por la Universitat Pompeu Fabra.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_