_
_
_
_

Billie Eilish explota contra quienes critican cómo muestra su cuerpo: «¡Dejad que las mujeres existan!»

La cantante, de 21 años, responde en su cuenta de Instagram a quienes opinan sobre su físico y sus elecciones estilísticas: «Me pasé los cinco primeros años de mi carrera anulada por vosotros».

Billie Eilish, el pasado 1 de mayo en la gala Met.
Billie Eilish, el pasado 1 de mayo en la gala Met.Getty Images

Billie Eilish está harta de tener que justificarse por su aspecto. En más de una ocasión la artista californiana, que tiene 21 años, ha arremetido contra quienes critican su físico o sus decisiones estilísticas. Y ahora ha vuelto a hacerlo, a través de un Stories de Instagram que ya no puede verse en su cuenta. «Me pasé los cinco primeros años de mi carrera anulada por vosotros, por ser como un chaval y vestir como lo hacía, y constantemente me decían que sería más sexy si actuaba como una mujer», escribió la artista en la red social, según recoge The Hollywood Reporter. La cantante se dio a conocer con solo 13 años en SoundCloud; a los 14 su música, en la que trabaja junto a su hermano Finneas O’Connell, se hizo viral en YouTube, y a los 17 publicó su primer álbum, When We All Fall Asleep, Where Do We Go? Desde sus inicios, la joven ha tenido que lidiar con los comentarios sobre su cuerpo o su ropa; como escribía Noelia Ramírez en este artículo, cuando cumplió 18 años «según publicó inicialmente el vertical Indy100 de The Independent, aparentemente se convirtió en  la persona más buscada en el portal de vídeos porno Pornhub»

En sus inicios, de adolescente, Eilish apostaba por prendas holgadas para evitar ser juzgada por su físico, puesto que cuando vestía ropa más ajustada los comentarios en internet no dejaban de sucederse. Ella misma lo explicó en 2020 en el cortometraje Not My Responsibility (No es mi responsabilidad), en el que denunciaba el body shaming (avergonzar a alguien por su cuerpo) al que había sido sometida. «¿Te gustaría que fuera más pequeña? ¿Más débil? ¿Más suave? ¿Más alta? ¿Te gustaría callarme? ¿Mis hombros te provocan?», preguntaba a los espectadores.

En mayo de 2021 dio un golpe sobre la mesa al posar con su melena teñida de rubio y con ropa lencera en la portada de la edición británica de Vogue. «De repente eres una hipócrita si quieres enseñar tu cuerpo, y eres fácil y eres una guarra y una puta. Si lo soy por hacerlo, entonces estoy orgullosa. Yo y todas las chicas somos putas, y a la mierda, ¿sabes? Mostrar tu cuerpo y mostrar tu piel, o no, no es irrespetuoso», declaró en la entrevista de la publicación. Ahora ha vuelto a manifestarse respecto a lo que los demás opinan de su físico: «Ahora, cuando me siento lo suficientemente cómoda para vestir cualquier cosa remotamente femenina o ajustada dicen que he cambiado y que soy una vendida y se preguntan ‘¿qué le ha pasado? Dios mío, no es la misma Billie, es igual a todas’ y blabla… Sois unos auténticos idiotas. Puedo ser ambas cosas, jodidos tontos, ¡dejad que las mujeres existan!». Eilish –que suma siete premios Grammy, ganó un Globo de Oro y fue nominada al Oscar por el tema de No Time to Die de James Bond– se mostró también irónica sobre los comentarios que se realizan sobre ella en internet: «¿Que feminidad no es igual a debilidad? Dios mío, loco, ¿verdad? Y también totalmente insólito y loco querer expresarse de manera diferente en distintos momentos».

En sus últimas apariciones en público la artista ha buscado demostrar que ella no es solo de una forma, como ha recordado en su Stories de Instagram: «Dato curioso: ¿sabéis que las mujeres son polifacéticas? Alucinante, ¿verdad? Lo creáis o no, las mujeres podemos estar interesadas en múltiples cosas». Fue en un atuendo pijamero a una fiesta de Gucci en el Lacma, eligió un vestido con corsé negro y transparencias de Simone Rocha en la reciente gala Met y hace solo unos días compartía varias fotografías suyas con distintas prendas deportivas y el enunciado «Vete a la mierda, por favor», comentario ante el que varias personas comenzaron a opinar sobre su aspecto en Instagram con mensajes como «Parece demasiado delgada, espero que esté bien» o «Todos cambiamos y crecemos. Puede ponerse lo que quiera. Yo solía llevar un vestido mono que me hacía parecer pija y al día siguiente pantalones anchos con un monedero de cadena y al día siguiente iba de negro. ¿Por qué? Porque podía. Dejadla en paz».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_