Talento

Robots españoles de desinfección contra el coronavirus

La empresa de la ingeniera especializada en diseño industrial Maria Visa ha desarrollado autómatas que desinfectan hospitales y otros espacios públicos emitiendo luz ultravioleta.

Maria Visa (Esparreguera, Barcelona,1989), es CEO de MTS Tech.
Maria Visa (Esparreguera, Barcelona,1989), es CEO de MTS Tech.Flaminia Pelazzi

Las medidas de higiene son esenciales para evitar la propagación de la covid-19. Lavado de manos frecuente, uso de mascarilla y mantenimiento de la distancia social son las barreras que debemos poner toda la población para evitar los contagios. En paralelo, la labor que desempeñan los profesionales de limpieza en hospitales, centros educativos, comercios, restauración y todo tipo de espacios comunes resulta igualmente esencial.

La tecnología puede ayudar a reducir el tiempo de desinfección y aumentar la eficacia de los sistemas de prevención contra el virus. En ello trabaja la ingeniera experta en robótica Maria Visa. Su empresa MTS Tech, en colaboración con MiR Robots, ha puesto sus conocimientos de robótica al servicio de una iniciativa liderada por la asociación COVIDWarriors para probar el primer sistema autónomo de desinfección hospitalaria en el Clínic de Barcelona.

Los robots de desinfección mediante luz ultravioleta esterilizan espacios en tiempo récord. “Desbloquear una habitación de hospital en la que haya habido un paciente con carga viral puede suponer 72 horas de trabajo de limpieza. Con nuestro robot, en cinco minutos está desinfectada”, explica Visa. Las pruebas realizadas con el Hospital Clínic van encaminadas a “demostrar científicamente la inactivación de la covid-19 utilizando el robot MTS uvc. Los resultados son muy positivos”, revela la ingeniera.

Assum, el robot que utiliza en el Hospital Clínic, es uno de los 10 autómatas de desinfección mediante luz ultravioleta que MTS Tech ha puesto en funcionamiento en hospitales, supermercados, laboratorios de la industria farmacéutica y cosmética y aeropuertos de España y México.

Tras probar la eficacia contra el coronavirus, el siguiente reto será “trabajar para que el robot incorpore los avances científicos en el campo de la luz ultravioleta”, revela Visa. Actualmente las radiaciones UV-C no se pueden aplicar en presencia de personas, ya que se considera que podrían ser potencialmente cancerígenas. “La luz ultravioleta no es una espada láser de Star Wars, pero es peligrosa en grandes exposiciones y por ello nuestros robots tienen un limitante que hace que se apaguen en presencia de personas”, explica.

Radiaciones más bajas

La ingeniera apunta que “empieza a haber estudios científicos encaminados a comprobar si radiaciones más bajas pueden ser igualmente efectivas y a la vez más seguras para las personas”. En caso afirmativo, “ganaremos en prevención”. Si el robot se pudiera activar en presencia de humanos, explica, se podría utilizar también en las salas de espera del hospital y en otros espacios públicos —los hospitales de México donde se está utilizando plantean su posible uso en la desinfección del metro—. “Se minimizaría aún más el riesgo de contagio en lugares donde ahora no podemos usar el robot”.

La aplicación de la tecnología, especialmente de la robótica, abre nuevos interrogantes. ¿Sustituirán los robots a los profesionales de la limpieza? Visa considera que no. “Van a sustituir algunas tareas, pero aportarán otras nuevas. En el caso de la desinfección, los profesionales trabajaban con gas, una actividad peligrosa. Ahora, tienen que controlar un robot a través de una sencilla aplicación. No han perdido el puesto de trabajo, han ganado en seguridad”, asegura

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50