Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Un hombre burla el confinamiento pidiendo un taxi para comprar droga

La policía local de Vitoria detiene a un varón de 25 años que se saltó las restricciones para conseguir metanfetamina y a otro, de 39, que paseaba por sexta vez en bicicleta

Agentes de la policía local de Vitoria, en una imagen de archivo.
Agentes de la policía local de Vitoria, en una imagen de archivo.

Coger un taxi no le ha valido como excusa a un hombre de Vitoria para saltarse el confinamiento. La policía local de la capital alavesa detuvo el pasado sábado entorno a las ocho y media de la tarde a un varón de 25 años que había cogido un taxi, según su testimonio, para hacer noche en casa de un amigo. En realidad, había intentado usar el desplazamiento como subterfugio para comprar droga en ese domicilio, según adelantó El Correo y ha confirmado un portavoz del Ayuntamiento de Vitoria. 

La policía ya conocía al detenido por haber incumplido el confinamiento en otras ocasiones. Por ese motivo, a los agentes de una patrulla que circulaba por el casco viejo les extrañó verlo subido a un taxi, en la calle Cantón de Santa María, junto a la catedral vitoriana. Los agentes le preguntaron adónde iba y el hombre se excusó diciendo que se dirigía a casa de un amigo para pernoctar en ella.

Desconfiando de la versión, los policías cachearon al hombre y descubrieron que llevaba una bolsa con 5,5 gramos de metanfetamina, además de unos 300 euros en metálico. Cuando los agentes llamaron al domicilio del supuesto amigo, descubrieron que en realidad se trataba de un vendedor de droga, de 34 años, que reconoció que poco antes la había suministrado. 

La policía detuvo al comprador y al vendedor. El primero ha pasado a disposición judicial por desobediencia grave, porque había incumplido varias veces el confinamiento. El vendedor ha quedado en libertad. El taxista ignoraba, según averiguó la policía, el motivo real del trayecto de su cliente. 

Seis apercibimientos 

La del comprador de droga no ha sido la única actuación reciente de la policía local vitoriana contra un quebrantador recurrente del confinamiento. Este lunes, a las 17.20 de la tarde, la policía detuvo a un hombre de 39 años por desobedecer gravemente a la autoridad. Era la sexta vez que se saltaba la obligación de quedarse en casa salvo motivo justificado.

Los agentes abordaron al hombre, de 39 años, mientras se desplazaba en bicicleta en la calle Reyes Católicos. Pretextó que había salido a buscar un estanco, pero más adelante reconoció que había salido porque no aguantaba estar encerrado en su casa. 

Cuando los agentes contactaron con la central, supieron que el mismo individuo ya había sido denunciado otras cinco veces por violar el confinamiento. Quedó detenido por desobediencia grave y reiterada y este martes ha pasado a disposición judicial.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >