Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Denunciado un hombre por pasear una gallina durante la cuarentena

La Guardia Civil identifica a un lanzaroteño de 51 años con el animal atado para burlar el confinamiento

Captura del vídeo difundido en redes sociales de un hombre paseando a una gallina en Lanzarote.

#Notienegracia. La Guardia Civil usa esta etiqueta de Twitter para recalcar que las medidas de confinamiento para frenar el contagio por coronavirus hay que tomarlas bien en serio. No fue el caso de un hombre de 51 años del municipio de Uga (Lanzarote), que incumplió las medidas del real decreto del estado de alarma al salir a pasear una gallina atada con una correa. El vídeo circuló por redes sociales y llegó a manos de la Guardia Civil.

Agentes del puesto en Yaiza, una localidad colindante a Uga, identificaron al protagonista de la singular burla a través de las imágenes. Se trata de un varón de 51 años, residente del pueblo lanzaroteño, de unos mil habitantes, según ha informado Guardia Civil en un comunicado.

Los agentes lo localizaron este martes y lo han denunciado administrativamente por incumplir las medidas de limitación de circulación que impone el artículo 7 del real decreto 463/2020, de 14 de marzo, en el que se declaraba el estado de alarma.

Según el comunicado del Instituto Armado, el hombre ha sido denunciado en virtud del artículo 36.6 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que recoge que la desobediencia o la resistencia a la autoridad, la negativa a identificarse o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación. El hombre se enfrenta a multas que oscilan entre los 601 y los 30.000 euros.

La Guardia Civil ha denunciado también a un hombre en A Coruña que alquilaba sus perros a otras personas para justificar que pudieran salir de sus casas. El propietario anunciaba el servicio en redes sociales. El Instituto Armado le advirtió que tenía que cesar esa actividad, pero el hombre volvió a publicar nuevos anuncios. En este caso, se enfrenta a sanciones por incumplir el estado de alarma y también por violar la normativa de bienestar animal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >