Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trapero revela que el Govern pidió información a los Mossos sobre investigaciones judiciales de blanqueo

El policía marca distancias con la Generalitat y afirma que se negó a proporcionar esos datos

Josep Lluís Trapero, a la salida de la Audiencia Nacional, este lunes.

La línea de defensa de Josep Lluís Trapero, que se desvinculó el lunes drásticamente de los líderes políticos del procés, ha cruzado este martes un nuevo Rubicón al desvelar que la Generalitat le solicitó en 2017 datos de indagaciones judiciales sobre fraude y blanqueo de capitales. "Querían tener informaciones de esas investigaciones y de las personas encausadas", ha subrayado el exjefe de la policía autonómica a preguntas de la Fiscalía. "Pero les dijimos que no. Que eso lo llevaba la autoridad judicial y que ellos, como Administración, no podían tener acceso. Que si tenían interés en ello, debían pedírselo a la autoridad judicial", ha dicho el agente durante la segunda sesión del juicio, desmarcándose así, todavía más, del Govern de Carles Puigdemont, con quien se le ha relacionado durante las primeras sesiones del juicio.

Esta revelación de Trapero ha surgido este martes cuando el interrogatorio del ministerio público se adentraba en los intentos de los líderes secesionistas de poner en marcha unas estructuras que les permitieran llegar a un escenario de "competencias plenas" en una futura república catalana. El fiscal Miguel Ángel Carballo ha preguntado directamente al major de los Mossos si era "consciente" de esos planes del Govern, que pasaban por el "control de aduanas" y la "investigación de blanqueo para evitar la evasión fiscal de Cataluña", mencionados en un correo electrónico donde uno de los comisarios de Trapero le explicaba el contenido de una reunión a la que habían asistido también, entre otros, César Puig, ex secretario general de Interior, y Lluís Salvadó, exsecretario de Hacienda. Pero Trapero ha contestado que "claramente, no" era consciente de ellos.

"De los posicionamientos estratégicos del Govern, yo no tengo ni idea porque nadie me los ha comunicado", ha apostillado, antes de explicar que no solo se había negado a las pretensiones de la Generalitat de conocer el contenido de esas investigaciones judiciales, sino que también había rechazado otra petición de Economía de tener acceso a una base de datos confidencial de los Mossos sobre hoteles y apartamentos en Cataluña, donde consta quiénes se registran para cuestiones de seguridad ciudadana —para detectar, por ejemplo, posibles fugados—.

"Ellos querían tener una copia de esa base de datos. Pero nos negamos también porque [ese documento] está autorizado a los solos efectos de seguridad. Y ellos la querían para información de tipo fiscal, para saber quién pagaba y quién no una serie de impuestos únicos de Cataluña", ha detallado Trapero, que ha insistido en que él personalmente rechazó las pretensiones de sus superiores políticos: "Yo me negaba como jefe del Cuerpo". "Me parece una barbaridad", ha subrayado, utilizando así la misma palabra que usó el lunes para calificar la vía unilateral emprendida por el Govern y el Parlamento autónomo.

Estas distancias marcadas por el major resultan fundamentales para su línea de defensa, puesto que la Fiscalía centra su acusación en demostrar que Trapero se había compinchado con los dirigentes independentistas para tratar de conseguir la independencia de Cataluña y, por tanto, conocía sus planes y estrategias. Algo que el exjefe de la policía catalana ha negado reiteradamente durante el juicio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información