Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Manuel Albares, principal asesor internacional de Sánchez, irá de embajador a París

El diplomático estuvo en las quinielas para ministro de Exteriores

Jose Manuel Albares
Jose Manuel Albares, durante la entrevista el pasado viernes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Primer cambio importante en el equipo de máxima confianza de Pedro Sánchez en La Moncloa. José Manuel Albares, secretario general de Asuntos Internacionales, dejará este puesto para ser propuesto como nuevo embajador en París. Albares, que es diplomático, estaba destinado en esta embajada cuando Sánchez le llamó para que le acompañara como sherpa en sus viajes internacionales y le ayudará a marcar una intensa agenda internacional en la que este madrileño del barrio de Usera ha sido fundamental.

Albares sonó como posible ministro de Exteriores en sustitución de Josep Borrell, que dejaba el cargo para ser el nuevo alto de la Unión Europea para Asuntos Exteriores. Finalmente Sánchez no le eligió a él, sino a Arancha González Laya, una de las grandes sorpresas del nuevo Gobierno. Después de aspirar a ese puesto, Albares ha optado por dejar el núcleo de poder del equipo de Sánchez y volver a su carrera diplomática con un salto importante ya que por primera vez será embajador y además en una de las sedes más destacadas.

En estos 18 meses desde la moción de censura, Albares fue ganando peso dentro del entorno de Sánchez porque se ocupaba de un asunto clave para el presidente, esto es multiplicar sus contactos internacionales y su perfil como líder de la socialdemocracia europea, ya que es, con el portugués António Costa, uno de los pocos representantes de esta corriente que ha logrado mantenerse en el poder. En los últimos meses esa agenda se ha resentido porque al estar en funciones Sánchez no podía organizar viajes de iniciativa propia, se limitaba a ir a la cumbres ya fijadas. Ahora el presidente volverá a la agenda internacional, un asunto que le interesa especialmente y en el que Albares había sido hasta ahora fundamental.

La despedida de Albares será la próxima semana en la cumbre de Davos, el primer viaje internacional de Sánchez en esta nueva etapa, por primera vez investido como presidente de la manera habitual, después de unas elecciones, y no a través de una moción de censura. El diplomático madrileño ha tenido en todo momento una muy buena relación con la prensa, a la que informaba de las posiciones de España en todas las cumbres internacionales, y se vuelve a París, donde seguía residiendo su familia en estos 18 meses.

Según La Moncloa, “Albares es un experto en relaciones hispano-francesas. Francia es socio principal de España, tanto a nivel bilateral como en la UE y la relación hispana-francesa es clave para relanzar el proyecto europeo tras el Brexit. Su nombramiento supone un importante reconocimiento a la labor desarrollada en Moncloa y una muestra de confianza del presidente del Gobierno”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información