_
_
_
_
_

Obiang no permite que la Embajada en Malabo asista a los españoles presos

El régimen ecuatoguineano rechaza informar sobre la suerte de los opositores secuestrados en Sudán del Sur

Miguel González
El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en 2013.
El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en 2013.Antoine Gyori (Getty Images)

El régimen de Teodoro Obiang no permite que la Embajada española en Malabo preste asistencia consular a los dos españoles de origen guineano que hace mes y medio fueron capturados en Sudan del Sur y conducidos a la excolonia española y ni siquiera informa sobre su situación. Según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, “la Embajada de España en Malabo, además de haberlo solicitado por conducto oficial, sigue haciendo gestiones para averiguar el paradero y la situación de los españoles que supuestamente estarían en prisión en aquel país sin que por el momento las autoridades de Guinea Ecuatorial hayan confirmado su detención o proporcionado información alguna sobre los mismos”.

Los dos españoles, Feliciano Efa y Julio Obama, fueron capturados el pasado 15 de noviembre en Yuba (Sudán del Sur) junto a otros dos ecuatoguineanos residentes en España, Bienvenido Ndong y Martín Obiang. Los cuatro, miembros del opositor Movimiento de Liberación de Guinea Ecuatorial IIIª República, volaron de Madrid a Francfort (Alemania) y Adis Abeba (Etiopía), donde contactaron por última vez con sus familias en España antes de embarcar en el avión a Sudán del Sur.

Los familiares en España de los opositores creen que estos cayeron en una trampa y han denunciado su secuestro ante la Policía, que ha dado cuenta a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ante el Ministerio de Asuntos Exteriores, que canaliza el contacto a través de la Dirección General de Asuntos Consulares, y el Defensor del Pueblo.

Más información
Los mercenarios ilegales que protegen a Obiang
Obiang, el amigo petrolero

Las últimas noticias apuntan a que los cuatro opositores se encontrarían presos en la cárcel de alta seguridad de Oveng Ansem, en la zona continental del país, cerca de la frontera con Gabón, pero el hecho de que el régimen ni siquiera haya reconocido ni negado su detención hace que, para desesperación de las familias, corran todo tipo de rumores sobre su suerte: desde que han sido torturados hasta que alguno habría muerto.

Tampoco se sabe de qué se les acusa, aunque Bienvenido Ndong y Martín Obiang fueron condenados en ausencia a 96 años de cárcel por su presunta implicación en un supuesto golpe de Estado fallido en diciembre de 2017. Dos de los acusados de aquella intentona fallecieron en prisión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desde su independencia de España, en 1968, Guinea Ecuatorial está considerada por las organizaciones de derechos humanos uno de los países más corruptos y represivos del mundo. Aunque es la tercera potencia petrolera de África, la mayoría de la población vive en extrema  pobreza. Teodoro Obiang, que en 1979 derrocó con un golpe de Estado a su tío Francisco Macías, es el autócrata africano que más tiempo lleva en el poder.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_