Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y Podemos se fijan como prioridad aprobar la ley de cambio climático

Ayudas al coche eléctrico, 100% de electricidad renovable en 2050, ley de bienestar animal y un fondo para catástrofes medioambientales. Así es el acuerdo verde de los dos partidos de izquierdas

psoe podemos
Instalaciones de la Cumbre del Clima celebrada en diciembre en Madrid.

El acuerdo entre PSOE y Podemos dedica un apartado entero a la lucha contra el cambio climático. Y establece como primera prioridad la aprobación de la ley de cambio climático y transición energética, pendiente desde principios de esta década. Pocos datos se ofrecen de los objetivos que se fijarían con esa nueva norma, simplemente se establece que en 2050 el 100% de la generación eléctrica deberá ser de origen renovable (ahora ronda el 40%). Los socialistas presentaron en febrero un borrador de ley de cambio climático, pero no dio tiempo a que el texto entrara en el Congreso por la convocatoria de las elecciones. El objetivo del 100% de generación eléctrica renovable en 2050 ya se incluía en aquel texto y entronca con la meta de la neutralidad de emisiones para mediados de siglo que se ha fijado la Unión Europea recientemente.

Los dos partidos se comprometen con su acuerdo a reformar el sistema de subastas en el sector eléctrico para impulsar la implantación de renovables. También sostienen que eliminarán o reformarán determinadas ayudas y apoyos (como los conocidos como beneficios caídos del cielo y los pagos por capacidad) que han beneficiado históricamente a las grandes compañías eléctricas y en algunos casos a la generación de energía con combustibles fósiles.

El acuerdo contempla la creación de un "fondo de compensación de daños medioambientales" que se nutrirá a través de las pólizas que deben contratar las empresas que se dedican a actividades potencialmente peligrosas para el medio ambiente. Además, PSOE y Podemos proponen un plan de movilidad sostenible que incluye un "esquema de ayudas" al vehículo eléctrico y la promoción de la instalación de puntos de recarga.

Los dos partidos de izquierdas se comprometen a impulsar, además de la ya citada norma de cambio climático, varias leyes sectoriales. Por ejemplo, una ley de movilidad sostenible, otra del ciclo integral del agua (España está pagando importantes multas ante Europa por la falta de depuración) y otra de bienestar animal, que busca el establecimiento de un delito de maltrato a animales salvajes. Además, también se propone la actualización de la Ley de Costas para adaptar la norma a los impactos del cambio climático y la aprobación de ley de plásticos de un solo uso "para alcanzar residuo cero en el horizonte 2050". PSOE y Podemos también apuestan por la puesta en marcha de un plan de vivienda sostenible para la rehabilitación de edificios.

Tasa europea de CO2 

En el apartado dedicado a la actuación internacional de España, el acuerdo de las dos formaciones se refiere al pacto verde propuesto hace unas semanas por la nueva Comisión Europea, conocido como el Green New Deal. En ese documento, la Comisión abogaba por la creación de un impuesto del CO2 en frontera para las importaciones energéticas. Y el pacto de los partidos de izquierdas apoya el establecimiento de esa fórmula para combatir "el dumping de terceros países que no aplican las exigencias derivadas de los Acuerdos de París". Básicamente, lo que persigue España es que la electricidad generada en terceros países (como Marruecos) que no aplican medidas fiscales estrictas contra las emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero pueda competir en igualdad de condiciones en el mercado energético nacional. 

En el acuerdo de ambas formaciones se apuesta "por la nueva fiscalidad verde como mecanismo para desincentivar comportamientos nocivos para el medioambiente", aunque se añade que se evitará "que cualquier modificación recaiga sobre las clases medias y trabajadoras o sobre autónomos y pymes".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >