Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moreno acusa al Gobierno central de “castigar” a Andalucía para que “no levante cabeza”

El presidente andaluz reclama una vía negociada y advierte que de lo contrario se pondrá “enfrente”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (derecha), saluda al alcalde de Córdoba , José María Bellido, este viernes a su llegada a Córdoba. En vídeo, Moreno exige a Sánchez que respete a Andalucía y su Gobierno. Foto: RAFA ALCAIDE (EFE) | Vídeo: EUROPA PRESS

Uno de los clásicos de los gobiernos andaluces durante la historia de la autonomía consiste en acusar al Gobierno central, de distinto color, de sus propios déficits y errores. Lo llaman erróneamente “confrontación”, cuando quieren decir enfrentamiento. Los socialistas andaluces lo practicaron cuando los populares José María Aznar y Mariano Rajoy eran los inquilinos de la Moncloa. Ahora el primer Gobierno de derechas en Andalucía, tras casi 37 años de mandatos del PSOE, acusa al que preside en funciones el socialista Pedro Sánchez de “castigar” a la comunidad más poblada de España para, según ha dicho este viernes el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, “que no levante cabeza”.

La decisión del Ministerio de Hacienda de obligar a Andalucía a hacer ajustes en sus cuentas tras rebasar en una décima el déficit estipulado para 2018 (lo cerró en el 0,5%) ha abierto una guerra entre las dos administraciones. Ese ejercicio lo ejecutó al completo el Gobierno presidido por la socialista Susana Díaz, y en el que la ahora ministra de Hacienda, María Jesús Montero, fue durante medio año consejera andaluza de Hacienda.

Este incumplimiento condiciona la capacidad de la comunidad de poder endeudarse en 1.900 millones de euros en los mercados, como tiene previsto para 2020, lo que para el Gobierno andaluz se traduce en “una intervención” de la comunidad, que “supondrá un importante recorte en los gastos sociales. Estas afirmaciones son para Montero “absolutamente desproporcionadas, alejadas de la realidad y carentes de justificación”, según consta en una carta enviada al consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo. Esta carta la conocieron antes los medios de comunicación que el propio Gobierno autónomo. Se envió este viernes por correo electrónico.

La Junta quiere ahora acogerse al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y también colocar deuda en los mercados, algo que no está contemplado en la normativa que regula los fondos extraordinarios de liquidez que estableció el Gobierno de Rajoy en 2012 en plena crisis económica. Tampoco la Junta puede acogerse a otra de las vías previstas para financiarse como es el fondo de Facilidad Financiera ya que en 2018 incumplió con las tres reglas de la ley estabilidad: déficit, deuda pública y regla de gasto.

El presidente de la Junta, que ha presidido este viernes el Consejo de Gobierno en Córdoba, ha arremetido contra Sánchez por imputar a su Gobierno una “responsabilidad presupuestaria” que es achacable al último de Susana Díaz. Según Moreno, el Ejecutivo central “está castigando a Andalucía” con la intención “de que no levante cabeza”. “No entendemos esa actitud de ejercer esa tutela, esa intervención que nos quiere imponer”, ha subrayado Moreno en una rueda de prensa tras la última reunión del año del Consejo de Gobierno.

Moreno ha reclamado “un poquito de ponderación y equilibrio” al Ministerio de Hacienda y ha asegurado que la polémica “tiene solución si hay voluntad” para ello. “Si no la hay nos pondremos enfrente para revertir una situación lesiva para Andalucía”, ha dicho Moreno, quien se ha mostrado muy crítico con las negociaciones con los independentistas catalanes para la investidura de Sánchez. “Se cachondean del Gobierno de España”, ha dicho.

El presidente de la Junta admitió días atrás que la comunidad incumplirá también el déficit en 2019. Los presupuestos de ese ejercicio computan como ingresos 537 millones de euros en concepto de IVA atrasado. Ese dinero no tiene cobertura normativa. Montero incluyó 2.500 millones de euros para todas las comunidades en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado que tumbó el Congreso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >