Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin aprovecha su primer día de permiso penitenciario para ir a misa con la infanta Cristina

El exduque de Palma ha pasado la Nochebuena y el día de Navidad con su familia en la vivienda de su madre, Claire Liebaert

Iñaki Urdangarin pasea con la infanta Cristina y su hijo Miguel por Vitoria.

Iñaki Urdangarin, que desde el martes disfruta de su primer permiso penitenciario desde que ingresara en prisión en junio de 2018, fue visto ayer en las calles de Vitoria. El exduque de Palma salió de la casa en la capital vasca de su madre, Claire Liebaert, acompañado de la infanta Cristina y otros miembros de su familia para acudir a misa en la iglesia de la Sagrada Familia. Después paseó de la mano de su esposa, junto a sus hijos, por las inmediaciones del domicilio familiar durante unos minutos. Declinó hacer declaraciones.

Urdangarin, que no regresará al centro penitenciario de Brieva (Ávila) hasta el sábado, solicitó a finales de noviembre disfrutar de un permiso ordinario poco después de haber cumplido el requisito de haber cumplido un cuarto de la condena de cinco años y 10 meses que le impuso el Tribunal Supremo por delitos de corrupción en el caso Nóos. Aunque el exduque de Palma solicitó siete días de permiso, el máximo permitido por la ley, tanto los responsables de la cárcel como, posteriormente, el juez de Vigilancia Penitenciaria 1 de Valladolid, Florencio de Marcos, lo redujeron a cuatro días. La Fiscalía no se opuso a su concesión.

Urdangarin comenzó a disfrutar del permiso el martes, tras realizar, como hace dos días por semana, labores de voluntariado en una ONG de Pozuelo de Alarcón (Madrid) de atención a personas con discapacidad. Posteriormente viajó en un coche con las lunas tintadas conducido por la infanta Cristina hasta Vitoria, donde llegó pocos minutos antes de las ocho de la noche. Para los cuatro días que permanecerá fuera de prisión, Urdangarin ha comunicado a la prisión y al juez que se alojará en la casa que su madre tiene en una zona residencial de la ciudad.

Clasificado en segundo grado penitenciario, Urdangarin puede solicitar 36 días de salidas al año al haber cumplido un cuarto de condena. Eso sí, deben ser repartidos de manera equitativa entre los dos semestres y las salidas nunca pueden ser de más de siete días de duración. A finales de enero, la prisión revisará la clasificación penitenciaria del marido de la infanta, que aspirará entonces a estar en tercer grado o semilibertad, lo que le permitiría ir a prisión solo a dormir de lunes a jueves. En este caso, el número de días de permiso que podría solicitar aumentaría a 48 al año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información