Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valls estudia presentarse a las catalanas como primera etapa de un proyecto nacional

El exprimer ministro francés valora impulsar una plataforma “constitucionalista”

El concejal de Barcelona y ex primer ministro francés Manuel Valls.
El concejal de Barcelona y ex primer ministro francés Manuel Valls. EL PAÍS

Los próximos pasos políticos de Manuel Valls miran no solo más allá de Barcelona, sino incluso al resto de España. El ex primer ministro francés y edil del Ayuntamiento de Barcelona estudia presentarse como candidato a la presidencia de la Generalitat en los próximos comicios, y estos serían la “primera etapa” de su proyecto, que valora incluso desarrollar como una opción política nacional, según explica a EL PAÍS. Valls, que rompió con Ciudadanos tras su decisión de permitir la investidura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona, medita ahora promover una “plataforma” que cubra un espacio político que, en su opinión, está huérfano: el representado por “un discurso constitucionalista, abierto, inteligente; el que ha sido el de Ciudadanos en Cataluña durante años, pero constructivo”, relata en conversación con este periódico. “Con capacidad de pacto, de buscar soluciones y de ser útil. El ejemplo es lo que hicimos en Barcelona”, recuerda sobre su decisión de permitir gobernar a Colau para que no lo hiciera el alcaldable de ERC, Ernest Maragall. Aquello fue el detonante de su ruptura definitiva con Albert Rivera.

“Existe un espacio político y gente que me ve como un referente”, explica el concejal barcelonés, que aún no ha tomado la decisión definitiva sobre ir adelante con su candidatura, para empezar, en las elecciones catalanas —todavía sin fecha—. “Me lo planteo, por supuesto”, asegura sobre sus planes como candidato a president. “Con mucha prudencia y humildad, creo que podemos ser útiles. Después de las generales del 10 de noviembre tomaré la decisión”, apostilla.

Valls reflexiona estos días sobre ese posible nuevo proyecto político, que en principio no tendría la forma de un partido, sino de una plataforma electoral. “Las catalanas serían una primera etapa”, cuenta. “Lo que va a pasar en Cataluña lo quiero articular, combinar en una reflexión para España”, razona. El edil argumenta que, desde el principio, su regreso a Barcelona “estaba relacionado con una reflexión sobre España”. Su propósito es centrarse primero en la política autonómica catalana, y después estudiar la construcción de un proyecto político nacional.

El ex primer ministro de Francia está pendiente del resultado de las generales y de “qué va a pasar con el progresismo” para decidirse. Su intención es representar “un espacio moderado, constitucionalista” e ideológicamente centrista, “en el centro- izquierda y el centro- derecha, un electorado moderado que en Cataluña tendería más hacia el centro- izquierda”. El desenlace en las urnas de Ciudadanos, el partido que le apoyó como candidato a la alcaldía de Barcelona, es clave, pero Valls sostiene que no está en su intención “una venganza” con el partido de Albert Rivera. En las elecciones municipales obtuvo el 13,8% de los votos, en cuarta posición, y seis ediles. Tras su ruptura con Cs, se quedó solo en compañía de una concejal, Eva Parera.

Los posibles movimientos de Valls pueden afectar sobre todo a Ciudadanos. El concejal ha estado en contacto tras su ruptura con este partido con algunos de los críticos que abandonaron la formación de Rivera por discrepar del veto al PSOE, como Toni Roldán y Francesc de Carreras, y se muestra dispuesto a contar con su participación — “depende de ellos”—. El próximo día 30, avanza, comparte reunión en Madrid con el cofundador de Cs Francesc de Carreras y otras personalidades “del centro izquierda” para pensar en “abrir espacios y salir de la lógica de bloques”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >