Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ofrece sus puertos pero el ‘Open Arms’ ve inviable llegar

El Gobierno propone Mahón tras plantear Algeciras mientras el barco insiste en desembarcar a los inmigrantes en Italia

Dos sanitarios atienden a una migrante en el 'Open Arms', este domingo.

Ante la obcecada negativa del ministro del Interior italiano, el ultra Matteo Salvini, a permitir el desembarco de los 107 inmigrantes a bordo del Open Arms, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ofreció ayer los puertos españoles, primero el de Algeciras (Cádiz) y luego el "más cercano", el de Mahón (Menorca). La oferta fue rechazada por la ONG española, que argumentó que la situación crítica que se vive en el buque le impide afrontar una travesía tan larga. El Open Arms insiste en desembarcar en la isla italiana de Lampedusa, a solo 800 metros de distancia.

“No aceptamos España. No podemos poner en peligro la seguridad y la integridad física de los inmigrantes y de la tripulación. Necesitamos desembarcar ya”. Según ha confirmado una portavoz de la ONG española a este periódico, el Open Arms ha respondido al Gobierno de España que el barco no está en condiciones de viajar hasta un puerto español con garantías de seguridad con la situación que se vive a bordo. “Se está viviendo una situación de ansiedad muy fuerte y con peleas y esto influye negativamente en la seguridad, con lo cual la situación se ha convertido en inmanejable, por lo que no podemos alejarnos de la costa en condiciones de seguridad con la gente a bordo”.

 El mismo portavoz ha insistido en que, frente a la opción de Algeciras, a 950 millas de distancia, o Mahón (Menorca), a 590, “se ha de imponer el puerto más cercano, que es el que tenemos a media milla, porque no podemos movernos en condiciones de seguridad”.

España ofrece sus puertos pero el ‘Open Arms’ ve inviable llegar

Ayer tarde, el buque envió un mensaje urgente al puerto de Lampedusa, ante la que lleva varios días bloqueado, en el que insistía en atracar "si es necesario con el único propósito de permitir la transferencia de inmigrantes", según ha podido saber este diario. También pidió, como alternativa, que se trasladara a los 107 inmigrantes "a un barco adecuado para llegar al puerto español de Algeciras en poco tiempo y compatible con la situación actual".

El capitán del barco, Marc Reig, estuvo durante todo el día en contacto con el Centro de Rescate Marítimo español, dependiente de Fomento, que le ofreció todo tipo de apoyo para el viaje, pero la ONG señaló que, al estar el buque en aguas territoriales italianas, en las que entró por decisión de un juez, “cualquier medida debería ser notificada a través de las autoridades italianas”.

Declaraciones del director de 'Open Arms', Óscar Camps.

Fue la situación de emergencia que se vive en el buque la que llevó al Gobierno español a tomar la iniciativa. “La inconcebible respuesta de las autoridades italianas, y en concreto de su ministro del Interior, Matteo Salvini, de cerrar todos sus puertos, y las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo central [en alusión a Malta], han llevado a España a liderar nuevamente la respuesta a una crisis humanitaria”, explicó Presidencia en un comunicado.

El plan del Gobierno es que, una vez que los migrantes desembarquen en España, se proceda al reparto pactado entre seis países europeos, (además de España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Rumania). El hecho de que el reparto no se hubiera completado hizo que Malta se negara en días pasados a acoger al buque. Ayer, sin embargo, el acuerdo estado cerrado. Francia confirmó que se haría cargo de 40 inmigrantes, una cifra muy superior a la prevista inicialmente y similar a la de Alemania. España se quedaría con unos 15, según fuentes gubernamentales.

La desesperación en el interior del buque llegó al punto de que ayer por la mañana se lanzaron al agua varios migrantes que intentaron llegar a nado a la isla italiana, a menos de un kilómetro de distancia, perseguidos por socorristas del buque, que les obligaron a regresar. “Los puertos españoles no son los más cercanos (...), pero en estos momentos España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea”, explicó La Moncloa.

Marco Aguiriano, secretario de Estado para la UE, afea su conducta a Salvini, este domingo.

El inicial ofrecimiento de Algeciras vino motivado por considerar que es el puerto mejor preparado para la operación. En Algeciras funciona desde hace un año un Centro de Atención Temporal para Extranjeros (CATE) con capacidad para atender a 600 inmigrantes, a los que se procede a identificar antes de derivarlos a la red de acogida.

Fuentes diplomáticas subrayan que es la primera vez que un país se niega a permitir el desembarco de unos inmigrantes pese a tener el compromiso de que ninguno se quedará en su territorio y enmarcan esta actitud de las autoridades italianas en el enfrentamiento entre los dos socios de coalición, el Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga, que puede desembocar en un anticipo electoral.

Salvini, que el sábado se vio obligado a permitir el desembarco de 27 menores no acompañados, recibió la oferta de Sánchez como una victoria. "España abre la puerta a los inmigrantes de la ONG Open Arms. ¡Bien! Quien la sigue la consigue”, ironizó en su cuenta de Twitter. Además, en un vídeo emitido por Facebook se vanaglorió de su negativa a permitir el desembarco. “Cualquier ministro habría cedido ya”, aseguró. “Hemos desenmascarado tres falsedades: enfermos que no estaban enfermos, niños que no lo eran y una emergencia sanitaria que no existía, lo que ha obligado al Gobierno español a decir venid a España", añadió. Salvini alude a noticias sin confirmar, difundidas por él mismo, según las cuales ocho de los 27 menores desembarcados habían cumplido ya los 18 años y a la evidencia de que en el Open Arms no hay una emergencia sanitaria, pues los enfermos han sido evacuados, aunque sí humanitaria.

Por el contrario, el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, del M5S, ha agradecido a España su ofrecimiento de un puerto “aunque con demasiados días de retraso” y ha anunciado que pone a la Guardia Costera a disposición de la ONG para “acompañarla hacia el puerto español, con todo el apoyo técnico necesario para que desembarquen allí todos los inmigrantes a bordo”. Y ha añadido: “Espero que el comandante no se oponga, sería del todo incomprensible”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información