Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu decide abstenerse y favorecer un Gobierno socialista en Navarra

El gesto del grupo 'abertzale' facilitará la investidura de María Chivite este viernes

Bakartxo Ruiz, portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra, y Peio Urizar, en una imagen de archivo. En vídeo, declaraciones de Adolfo Araiz tras el recuento de votos de la consulta.

La militancia de EH Bildu ha votado mayoritariamente a favor de abstenerse en la investidura de la socialista María Chivite. La candidata del Partido Socialista de Navarra (PSN) saldrá presumiblemente investida el viernes presidenta de esta comunidad foral con la abstención de los parlamentarios de la coalición abertzale. En una consulta vinculante celebrada el martes, las bases de EH Bildu se han decantado ampliamente por la abstención. Así lo ha decidido el 75% de los afiliados que han votado. Esta decisión supone que la formación independentista favorecerá la formación de un Gobierno tripartito liderado por el PSN, con los nacionalistas de Geroa Bai y Podemos en su seno.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha informado este miércoles de que el 75% de los 1.909 militantes que han votado (de un total de 2.600 inscritos) ha apoyado la abstención, mientras que el 25% ha votado en contra de la propuesta de la dirección. En la primera votación, este jueves, los siete parlamentarios de EH Bildu votarán en contra, por lo que Chivite no saldrá investida, al necesitar de la mayoría absoluta (26 votos). En cambio, al día siguiente, cuando es necesaria la mayoría simple (más síes que noes), cinco de los siete parlamentarios soberanistas se abstendrán, con lo que la candidatura socialista obtendrá la confianza de la Cámara.

La decisión de los militantes de EH Bildu se ha producido después de que la mesa política de Navarra acordase el pasado sábado "posibilitar la investidura de Chivite" mediante la abstención. El líder de esta formación, Arnaldo Otegi, también se decantó por esta opción, porque con ello se evita, según los abertzales, "el peor escenario": el Gobierno de UPN y el PSN de hace dos legislaturas. "Debemos intentar impedir que eso suceda y hay que cerrar el camino a esa posibilidad", asegura la dirección en una carta remitida a sus bases. De un total de 2.600 personas inscritas en EH Bildu Navarra, han votado 1.909, lo que equivale a un 73%. 

Araiz ha advertido al PSN de que "no debe realizar una lectura errónea del resultado de la consulta, porque tanto quienes han votado la abstención como quienes han votado no, rechazan rotundamente una política de exclusión" contra los abertzales.

La derecha de Navarra sostiene que la abstención de EH Bildu "no es gratis" y responde a un "pacto de la infamia" alcanzado entre los socialistas y "los amigos de los terroristas de ETA". Javier Esparza, presidente del partido regionalista Unión del Pueblo Navarro (UPN), aseguró en una entrevista en EL PAÍS que "un Gobierno de Chivite en manos de EH Bildu es inmoral". El dirigente navarro insistió en que los abertzales tienen un acuerdo con el PSN y, para refrendar esta opinión, aludió al documento que la dirección envió a la militancia. En este escrito, EH Bildu asegura que serán "interlocutores prioritarios" de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra para condicionar la gestión del futuro Gobierno presidido por los socialistas.

La abstención de EH Bildu deja la vía expedita para que Chivite sea proclamada mañana viernes presidenta de Navarra. Los socialistas no habían estado al frente del Ejecutivo navarro desde 1996, con Javier Otaño. La candidata obtendrá los 11 votos de su partido, nueve de Geroa Bai, dos de Podemos y uno de I-E, 23 en total; frente a los 20 noes de Navarra Suma (la coalición electoral de UPN, PP y Ciudadanos).

Estas cuatro formaciones han suscrito un acuerdo de programa de gobierno que liderará el tripartido PSN-Geroa Bai y Podemos, mientras que I-E no tendrá ninguna cartera. En la oposición se quedarán Navarra Suma y EH Bildu. Esta última formación ya ha anunciado que tratará desde esa posición de condicionar la acción del Gobierno, al contar con siete escaños en el Parlamento, que serán decisivos durante toda la legislatura para sacar adelante los acuerdos del Ejecutivo. "Tanto si nos abstenemos como si votamos en contra, no adquirimos ningún compromiso con respecto al nuevo Gobierno, ni al preacuerdo que han elaborado entre esas cuatro fuerzas políticas", señala EH Bildu en la comunicación interna remitida a sus afiliados.

El escenario de un Gobierno de coalición con PSN, Geroa Bai y Podemos —han acordado repartirse ocho, cuatro y una consejería, respectivamente— es el más deseado por la coalición independentista, pues supondría "enviar de nuevo a la derecha a la oposición", algo "muy importante desde un punto de vista estratégico" porque Navarra Suma quedaría "debilitado".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información