Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alivio de las temperaturas comienza por el noroeste

Donde más se notará la bajada será en Galicia y Extremadura, donde caerán entre seis y ocho grados, mientras que en el resto del tercio más occidental habrá cuatro grados menos

Un grupo de niños se refresca este martes en el parque madrileño de Juan Carlos I.
Un grupo de niños se refresca este martes en el parque madrileño de Juan Carlos I. EFE

El calor intenso y generalizado que sufre la Península y Baleares desde el pasado viernes, el mismo que está causando una dura de ola de calor en el sur y el centro de Europa, enfila. Según avanza Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el calor comenzará a remitir este jueves gracias a la llegada de un frente por el Atlántico que barrerá casi todo el territorio peninsular. El alivio de las temperaturas se generalizará el viernes y durará hasta el domingo.

El frente, aunque muy débil, traerá un considerable alivio en las temperaturas que empezará el mismo jueves por el tercio más occidental del país. Donde más se notará será en Galicia y Extremadura, donde caerán entre seis y ocho grados, mientras que en el resto de dicha zona habrá cuatro grados menos.

Sin embargo, será un día infernal más para la mitad este del país, con una previsión de hasta 41 grados de nuevo en Zaragoza, de 40 en La Rioja  y de 39 en Teruel, Huesca, Navarra y Lleida. Hasta 22 provincias siguen en alerta. Aunque las alertas naranja se reducen, continúan con el segundo nivel de aviso Aragón, Lleida, Navarra y La Rioja. En amarillo, el primer nivel de una escala de tres, están Córdoba, Jaén, Cantabria, toda Castilla-La Mancha menos Ciudad Real, Burgos, el resto de Cataluña, Madrid, Valencia, Baleares y Álava y Gipuzkoa. Además, Zaragoza y Navarra tienen aviso amarillo por tormentas. 

El viernes, el alivio se extenderá a todo el país salvo en la franja costera mediterránea y Baleares, precisa Gutiérrez. Será "muy significativo" en el alto Ebro, donde hará de 10 a 12 grados menos, mientras que en la mitad norte el descenso será de seis grados o más y en el resto del interior, de tres o cuatro grados. Así, apenas quedarán ya alertas. Solo dos avisos amarillos en Málaga y Baleares.

El sábado seguirán bajando las temperaturas donde no lo hicieron el día anterior. "Notarán la caída en Baleares y en zonas costeras del Mediterráneo, sobre todo en Cataluña, donde hará seis grados menos, y en la costa de Málaga y Almería, de uno a dos grados menos", explica la portavoz. El frente dejará además lluvias de jueves a sábado sobre todo en Galicia, el Cantábrico y Pirineos, pero también en las montañas del norte peninsular y en los sistemas Béticos.

Sin embargo, el domingo se atisban nuevas subidas en los termómetros. "La tendencia es que la semana que viene sea cálida con respecto a los valores normales pero no como esta, que ha sido muy cálida", concluye Gutiérrez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información