Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dinastía Baltar, imbatible después de 32 años

El PP mantiene el feudo familiar de la Diputación de Ourense a cambio de ceder la capital a un independiente

El presidente del PP de Ourense, José Manuel Baltar, en la sede del partido  el 26-M.
El presidente del PP de Ourense, José Manuel Baltar, en la sede del partido el 26-M.

La Diputación de Ourense continuará siendo el feudo de los Baltar, la más famosa saga familiar del PP gallego. El presidente de la institución, José Manuel Baltar, que se encontraba en una situación comprometida tras perder la mayoría absoluta el 26-M, se ha garantizado su permanencia tras llegar a un pacto con el pequeño partido de Democracia Ourensana (DO). La formación está liderada por un comerciante de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, que hasta ahora había ejercido de látigo del baltarismo —la sucesión dinástica de padre a hijo que gobiernan desde hace 32 años la Diputación— en las instituciones y en los juzgados.

El pacto, confirmado ayer por ambos partidos, supone la entrega de la alcaldía de Ourense al líder de DO, que fue la tercera fuerza en las elecciones, con un empate con el PP a siete escaños frente a los 10 del PSOE, dos del BNG y uno de Ciudadanos. A cambio, DO mantiene a Baltar en la Diputación que, por primera vez en los gobiernos suyo y de su padre, había perdido la mayoría por un solo escaño.

Jácome se garantiza la alcaldía entregando a Baltar el apoyo de sus dos diputados provinciales. “Pactaría con el diablo si con ello consigo traer el cielo a Ourense”, proclamó hace unos días, empecinado en gobernar la ciudad. Entonces ya hacía aguas el pacto que DO planteaba al PSOE, la lista más votada, al que exigía también que le cediese la presidencia de la Corporación.

Jácome tuvo el escenario adecuado para negociar con Baltar cuando Ciudadanos (Cs), cuyo único escaño en la Diputación podría dar también la mayoría al dirigente popular, anunció que su propósito de regenerar la política le impedía perpetuar la dinastía familiar. Cs planteó al líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, que sacrificara a Baltar si quería mantener la Diputación. Pero el presidente de la Xunta se desentendió y dejó la decisión en manos del PP ourensano. Esto es, del propio Baltar. Feijóo, que hace unos días insistía en defender el principio de que gobiernen las listas más votadas, ha permitido finalmente que Baltar quiebre ese discurso para impedir un gobierno socialista en la ciudad de Ourense.

Jácome se lanzó a la política hace una década tras alcanzar popularidad con una televisión local de su propiedad en la que dirigía y presentaba un programa titulado Planeta Baltar. En él atacaba con gran dureza primero al fundador de la dinastía política y posteriormente a su hijo. A este, llegó a tildarlo de “psicópata con corbata”. Baltar, por su parte, descalificaba a Jácome por su “bufonismo político”. Para despejar el camino al pacto, el dirigente popular ya anunció el pasado jueves que hacía borrón y cuenta nueva de los insultos recibidos de Jácome a lo largo de los últimos años.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información