Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ofrece a Ciudadanos la alcaldía de Murcia a cambio de gobernar en la comunidad

Podemos tendría que apoyar el acuerdo, que supondría un cambio de poder regional y local tras 24 años de mandato del PP

Diego Conesa, secretario general del PSOE en Murcia.
Diego Conesa, secretario general del PSOE en Murcia.

El PSOE de Murcia no ha renunciado aún a gobernar en la comunidad autónoma, donde ganó las últimas elecciones autonómicas por la mínima tras 24 años de derrotas, y ha lanzado este sábado un órdago a Ciudadanos: regalar a los de Albert Rivera la alcaldía de Murcia capital a cambio de su apoyo en la Asamblea regional.

Fuentes del partido confirmaron a EL PAÍS que los socialistas han trasladado esa propuesta al comité negociador de Ciudadanos este mediodía y aún no han recibido respuesta. Ambas formaciones se reunieron este viernes por la tarde en un hotel de Murcia y en el encuentro, en el que “no se habló ni de sillones ni de cargos”, el PSOE ya hizo el primer ofrecimiento: no recuperarán el impuesto de sucesiones y donaciones, eliminado hace un año por el Gobierno regional del PP. Ciudadanos ya se había reunido también con el comité negociador del PP este jueves.

El candidato socialista en la región, Diego Conesa, ha dado hoy un paso más al “sacrificar”, indican las mismas fuentes, al cabeza de lista en el Ayuntamiento de Murcia, José Antonio Serrano, que fue el segundo más votado, por detrás del actual alcalde, José Ballesta (PP). Obtuvieron 9 y 11 concejales respectivamente, para una mayoría absoluta de 15.

En la capital, Ciudadanos fue la tercera fuerza y obtuvo 4 ediles, por lo que sus votos son decisivos, al igual que en la comunidad autónoma, para formar Gobierno. Hasta ahora, el PP había confiado en contar con su apoyo o abstención y gobernar en minoría. Para que el candidato naranja, Mario Gómez, llegue a alcalde, deberían apoyar también el pacto ofrecido por el PSOE los dos concejales de Podemos-Equo, que no han querido hacer declaraciones al respecto. Los socialistas, sin embargo, confían en que los de Pablo Iglesias dirán que sí a un cambio de aires y a la “regeneración” municipal tras otros 24 años de mandato del PP.

Ciudadanos no ha dado aún ninguna respuesta a esa propuesta, aunque había vetado cualquier negociación con Podemos, al igual que con Vox. Sin embargo, están abocados a entenderse con alguna de las dos formaciones para entrar en el Gobierno de la comunidad autónoma: si rechazan la oferta del PSOE y forman gobierno con el PP en la Asamblea regional, necesitarán del apoyo de los cuatro diputados logrados por los de Santiago Abascal, pues la suma de los 16 que tiene el PP y los 6 de Ciudadanos se queda a uno de los 23 escaños que conforman la mayoría del Parlamento autonómico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información