Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido grave por una mina un miliciano español que combate contra el ISIS en Irak

El conocido como Doctor Delil, un antiguo médico militar, se unió hace un par de años a las Unidades de Protección de Sinjar

El Doctor Delil atendiendo a un miliciano kurdo herido en su dispensario del campamento de Ahmud, en Sinjar (Irak).
El Doctor Delil atendiendo a un miliciano kurdo herido en su dispensario del campamento de Ahmud, en Sinjar (Irak).

Un español que se unió a las milicias contra el Estado Islámico (ISIS) se encuentra herido de gravedad por la explosión de una mina en Sinjar, en el norte de Irak. El brigadista, conocido como Doctor Delil, ingresó en estado de coma en un hospital de Hasaka, en la vecina Siria, el pasado martes, según ha confirmado a EL PAÍS este jueves un compañero suyo que se hace llamar Simón. De momento, los médicos que lo atienden han desaconsejado su traslado a un centro sanitario mejor dotado. “Estaba trabajando en el huerto que había plantado al lado del dispensario cuando tuvo la mala suerte de golpear con la pala una mina de los tiempos de Sadam”, cuenta Simón por teléfono desde Sinjar. Esa región, en la frontera entre Irak y Siria, es la patria ancestral de los yazidíes y fue escenario de una serie de matanzas del ISIS que la ONU ha calificado de genocidio.

El Doctor Delil, un antiguo médico militar con experiencia en Afganistán, Kosovo e Irak con el Ejército español, se trasladó hace un par de años a esa zona para colaborar con las milicias que combatían al ISIS, las Unidades de Protección de Sinjar (YBS, en sus siglas kurdas). “Resulta irónico que haya estado sorteando minas en varios frentes de guerra para ayudar a los heridos y se convierta en víctima en su propio huerto”, reflexiona Simón, que está actuando como portavoz del caso.

La metralla le alcanzó todo el cuerpo, incluida la cabeza, aunque al parecer no le ha afectado al cerebro. “Hoy le han retirado la respiración asistida y empieza a responder a los estímulos, pero hasta que no salga del coma no será posible saber si van a quedarle secuelas”, añade Simón.

El accidente, adelantado por la agencia Efe, se produjo el martes por la tarde. Enseguida se organizó su traslado al hospital de la milicia kurda Unidades de Defensa Popular (YPG) tiene en Hasaka, a cuatro horas en coche desde Sinjar. La Embajada española en Irak ha estado en contacto desde el principio con la familia y los compañeros del herido. Además, el embajador, Hansi Escobar, se ha desplazado a Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, para ayudar con los trámites burocráticos que pueda requerir su eventual traslado.

Los milicianos españoles adquirieron notoriedad a raíz de la detención de tres de ellos, incluido el propio Doctor Delil, en el Kurdistán iraquí en agosto de 2017. Las gestiones diplomáticas lograron su liberación tres meses después.

“El Doctor Delil y yo regresamos juntos hace ahora un año y medio porque la labor aún no ha terminado”, explica Simón. Recuerda que “los yazidíes siguen viviendo en campamentos” y que “el Daesh”, como él denomina al ISIS usando el acrónimo árabe, aún es una amenaza. “Hemos seguido combatiendo en Siria. Ambos estuvimos en la batalla de Deir Ezzor [cuyo asalto final no se produjo hasta el pasado marzo], donde a mí me hirieron”, cuenta.

En la actualidad las milicias kurdas y yazidíes trabajan en el desminado de la zona que estuvo bajo la férula del ISIS hasta finales de 2015.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información