Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Helena Maleno, la apuesta de Adelante Andalucía para ser Defensora del Pueblo

La trayectoria en defensa de los migrantes y las mujeres, dos de los caballos de batalla de Vox, son el aval que esgrime la coalición para que prospere su candidatura

La activista Helena Maleno en su casa de Tánger.
La activista Helena Maleno en su casa de Tánger.

El nombre del defensor del Pueblo de Andalucía es uno de los principales escollos para que Adelante Andalucía se adhiera al primer gran pacto de esta legislatura en la comunidad para desbloquear los órganos de extracción parlamentaria: la defensoría, RTVA, el Consejo Audiovisual y la Cámara de Cuentas. Solo la confluencia de Podemos e IU, ha rechazado sumarse al acuerdo, suscrito por PP, PSOE y Ciudadanos y al que se ha sumado Vox. Todos los partidos han suscrito el mantenimiento en el cargo de su actual titular Jesús Maeztu, pero la coalición de izquierdas ha puesto sobre la mesa de negociación el nombre de la activista Helena Maleno.

La propuesta, que se ha trasladado formalmente a Elías Bendodo, consejero de la Presidencia y quien lidera las negociaciones, supone toda una declaración de intenciones por parte de Adelante Andalucía, puesto que la trayectoria de Maleno, especialista en migraciones y trata de personas y en muchas ocasiones el único cabo al que se aferran los hombres, mujeres y menores que cruzan el Estrecho para pedir auxilio -se encarga de comunicar a Salvamento Marítimo las coordenadas que le dan los migrantes a bordo de una patera cuando la llaman en alta mar-, es la negación de las políticas migratorias y de igualdad que preconizan los diputados de Vox en el Parlamento andaluz. En marzo, el tribunal de Tánger archivó la causa contra Maleno, acusada de tráfico de personas y favorecimiento de inmigración irregular.

“Tengo una trayectoria profesional muy ligada a la defensa de colectivos que han sufrido abusos como la población migrante o las mujeres víctima de trata. Tengo experiencia en derechos de la infancia y en la defensa de los derechos de la mujer, temas clave en nuestra Defensoría”, subraya en una conversación con EL PAÍS. Su trabajo de vigía de los ataques contra los derechos humanos en la frontera Sur le ha valido el reconocimiento del relator especial de Naciones Unidas y de numerosas asociaciones e instituciones relacionadas con el derecho, el periodismo o la defensa de los derechos humanos. Un currículum que para ella jalona su experiencia, que es la que esgrime con orgullo y humildad, como carta de presentación para ejercer el cargo de Defensora. "Andalucía tiene la especificidad de ser la frontera del Sur de Europa y aquí se están jugando muchos de los presupuestos democráticos y de la defensa de derechos que va a regular la futura Unión Europa, que queremos que sea la Europa de los pueblos y de los derechos humanos", puntualiza sobre la importancia del organismo para el que ha sido propuesta.

El Defensor del Menor como institución, es una de las más prestigiadas en Andalucía y de las menos politizadas. Las denuncias y sus iniciativas, en muchos casos pioneras no solo en la comunidad, sino en España, como la mediación administrativa, han sido referencia en Andalucía y el resto del país y han servido en numerosas ocasiones como base a iniciativas legales impulsadas por los distintos partidos de la Cámara que han prosperado. Un ejemplo es la iniciativa que IU promovió en Europa basada en un informe del Defensor sobre el gaseoducto en Doñana, que prosperó e impidió su instalación. En estos últimos años, las advertencias sobre la situación de los menores inmigrantes y las condiciones de los centros de acogida, el incumplimiento de la legislación sobre renta mínima de inserción o la precariedad en la que realizan su trabajo los profesionales de los equipos psicosociales de los juzgados de familia y de menores han alertado sobre la realidad social en la comunidad.

Para Maleno, los principales retos de la institución siguen siendo “la lucha contra la lacra de la violencia machista, la infancia y la infancia migrante, garantizar el derecho a la vivienda y combatir la explotación laboral”. “El Defensor debe garantizar una subida de los estándares democráticos de las personas en Andalucía”, sostiene la activista que pone en valor el trabajo realizado por quienes han ocupado ese cargo y están al frente en la actualidad.

En un momento en el que Vox cuestiona las funciones de rescate de Salvamento Marítimo, las políticas migratorias, las iniciativas que fomentan la igualdad o la profesionalidad de los trabajadores que prestan sus servicios en unidades de violencia de género o en los equipos psicosociales de los juzgados, la designación de Maleno supondría una señal clara de firmeza frente a las intimidaciones de la extrema derecha, sostienen desde la formación. La activista es consciente de las demandas de las nuevas fuerzas políticas, pero se muestra serena y alerta. “No me preocupa que haya pensamientos políticos distintos en el Parlamento, lo que me preocupa es que ninguna ideología política puede atacar los derechos humanos, porque son inherentes a las personas y nadie los puede amenazar en una democracia”, asegura.

De salir adelante su designación, sería la primera propuesta de calado que Adelante Andalucía logra imponer en un Parlamento muy fragmentado en el que la combinación del fuerzas del tripartito logró dejarles fuera de la mesa del Parlamento, a la que accedió finalmente de una manera simbólica con voz pero sin voto, frente a Vox, que obtuvo menos votos, pero que por el contrapeso de alianzas consiguió silla con todas las potestades.

Con todo, la aceptación de su nombre parece complicada. La continuidad de Maeztu fue propuesta por Ciudadanos. El propio Bendodo no se cerró en banda: “Hay que hablarlo en su globalidad y faltan flecos”, advirtió el viernes pasado. Desde el PSOE también prefieren mantener la cautela y ven complicado que la designación de Maleno prospere puesto que obligaría a rehacer el acuerdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información