Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La activista Helena Maleno anuncia el archivo de su causa por supuesto tráfico de personas

Maleno estaba siendo investigada en Marruecos por su labor de auxilio a personas a bordo de pateras

La activista española Helena Maleno, en su casa de Tánger en enero de 2018. En vídeo, sus declaraciones tras el archivo de la causa.

El Tribunal de Tánger ha archivado el caso contra la activista Helena Maleno, acusada de tráfico de personas y favorecimiento de la inmigración irregular. Maleno es la referencia de muchos migrantes que se lanzan al mar para alcanzar las costas españolas. Su teléfono suena cada vez que hay una patera en peligro, la llaman desde alta mar y le dan unas coordenadas que ella traslada a Salvamento Marítimo para que les auxilie.

La decisión judicial, que mantiene que no hay indicios de delito en la actividad de Maleno, sigue la línea del juzgado de instrucción, que ya había archivado el caso el pasado 12 de diciembre. De haber prosperado la acusación, la también periodista se enfrentaba a una pena de prisión e, incluso, a cadena perpetua.

El archivo pone punto final a una investigación iniciada en 2012 por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (UCRIF) de la policía española. En 2017 la Fiscalía archivó el expediente por no encontrar indicios de delito, pero la UCRIF envió el caso a las autoridades marroquíes que abrieron su propia causa.

Desde que la justicia marroquí asumió el caso, Maleno ha denunciado en varias ocasiones los problemas que ha tenido para entrar y salir de Marruecos, donde vive hace más de 15 años. “Más de un año con la incertidumbre y la angustia de saberse perseguida por hacer lo correcto ha causado estragos en su vida y en la de sus seres queridos. El archivo de la causa es el primer paso para que este daño empiece a ser reparado, pero aún queda un largo camino para que se le restituyan todos los derechos”, explicaron ayer desde su equipo jurídico.

Trabajo reconocido

El trabajo de Maleno, reconocido, entre otros, por el relator especial de Naciones Unidas para los defensores de derechos humanos, es, en muchas ocasiones, el único cabo al que pueden agarrarse los ocupantes de una patera a la deriva. En Italia, durante crisis de refugiados en 2015 y 2016, destacaron los esfuerzos de figuras similares que ayudaron a salvar miles de vidas. Destaca la labor de la italo-marroquí Nawal Soufi, un referente de los sirios que huían de la guerra, y la del sacerdote eritreo Mussie Zerai, investigado en Italia por favorecer la inmigración irregular, se convirtió en el último recurso de los migrantes a la deriva que partían de Libia y fue propuesto para el Nobel de la Paz en 2015.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información