Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox quiere entrar en gobiernos de coalición pero apoyará al PP si no lo logra

Abascal pone "como línea roja" que quienes recaben su voto no lo ninguneen

El presidente de VOX, Santiago Abascal, y el candidato a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith, este domingo. En vídeo, declaraciones de Espinosa de los Monteros.

Vox quiere entrar en los gobiernos autónomos y municipales que dependan de sus votos en puestos de gran visibilidad, como la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para Rocío Monasterio o la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de la capital para Javier Ortega Smith. Su objetivo es aplicar políticas con las que sea fácil identificarles y evitar quedar diluidos en gobiernos de coalición. Su modelo es el ministro italiano del Interior y líder de la Liga Norte, Matteo Salvini.

Sin embargo, si ello no fuera posible, tampoco rompería la baraja y se limitaría a apoyar desde fuera a gobiernos del PP a cambio de que se comprometan a aplicar puntos de su programa, según fuentes de la dirección de Vox. En declaraciones a Libertad Digital, el líder del partido, Santiago Abascal, aseguró ayer que su “línea roja” es que quien reclame su apoyo se siente con su partido a negociar. Vox no está dispuesto a que se repita lo que sucedió en Andalucía, donde Ciudadanos se negó a reunirse con Vox para negociar la Junta, y aseguró que llevará este principio “hasta sus últimas consecuencias”. Abascal no quiso pronunciarse sobre la entrada de Vox en gobiernos de coalición pero sugirió que es la mejor manera de asegurar el cumplimiento de los pactos, pues “desgraciadamente la firma de papelitos en muchas ocasiones se queda en papel mojado”.

“Ya hemos hecho un ejercicio de generosidad, ahora las cosas son distintas. Los votantes de Vox merecen un respeto y, en proporción a nuestra fuerza en cada sitio, así debería ser la participación de Vox en la política local o autonómica”, declaró a la Cadena Ser su flamante portavoz en el Congreso, Iván espinosa de los Monteros. La proporción del partido ultranacionalista no es muy grande: tiene menos del 10% de los diputados regionales madrileños o de los concejales de la capital. Pero son imprescindibles para darle el poder al PP.

Fuentes de Vox señalan que, si no entraran en los gobiernos, exigirían un pacto programático. Monasterio, presidenta de Vox en Madrid, ya adelantó lo que exigirá al PP: rebaja de impuestos, libertad de enseñanza y auditoría de las cuentas de la comunidad. Por su parte, Javier Ortega anunció el domingo que sus prioridades son la supresión de Madrid Central (la almendra urbana libre de tráfico), el fin del “expolio fiscal”, reforzar la policía municipal y relanzar los planes urbanísticos.

Las mismas fuentes reconocen que, ante la falta de acuerdo con el PP y Ciudadanos, sería muy difícil explicar que dejasen gobernar a la izquierda en ayuntamientos y autonomías. En ese caso, el partido de Abascal podría permitir la investidura de los candidatos del PP sin comprometerse con su estabilidad.

Vox será determinante para formar gobierno con PP y Ciudadanos en Madrid y en otras 17 capitales de provincia: León, Santander, Huesca, Burgos, Palencia, Zaragoza, Guadalajara, Granada, Teruel, Ciudad Real, Cáceres, Badajoz, Alicante, Jaén, Córdoba y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Además, la formación es clave para los Gobiernos autonómicos de Madrid, Murcia y quizá en Aragón, aunque todo dependerá del curso de los pactos. En el primero, la candidata popular Isabel Díaz Ayuso puede sumar sus 30 escaños a los 26 de Ciudadanos y los 12 de Vox. En Murcia, el PSOE encabezado por Diego Conesa ganó las elecciones por primera vez en 24 años. Sin embargo, el PP podría sumar sus 16 escaños a los de Ciudadanos y Vox para lograr los 23 diputados que dan la mayoría absoluta y hacer presidente a Fernando López Miras. En Aragón PP, Ciudadanos, Vox y PAR sumarían mayoría absoluta para gobernar la región. 

El partido de Abascal ha conseguido 659.736 votos, el 2,9% del apoyo y unos 530 concejales en los 647 municipios en los que se presentaba. Además de entrar en los Parlamentos antes mencionados, ha conseguido representación en Castilla y León, Cantabria, Asturias, Baleares y ya estaba presente en la Comunidad Valenciana y el Gobierno de Andalucía. Un frente de derechas con sus votos como llave de gobierno daría la mayoría al PP en las siguientes ciudades, aunque en algún caso, como en Alicante, el candidato del PP ya ha avanzado que no contará con la ultraderecha para gobernar. 

Madrid. Pese a su mal resultado,la batalla por el Ayuntamiento de Madrid se terminó tiñendo de azul con el PP vencedor en su peor momento. Los 19 ediles de la candidatura de Manuela Carmena hacen a Más Madrid la fuerza más votada pero no suman frente a los 15 del Partido Popular de José Luis Martínez-Almeida junto a los 11 de Ciudadanos y los cuatro de Vox. El frente de derechas superaría en uno los concejales necesarios para la mayoría absoluta (29). Martínez-Almeida ya ha avanzado que "lo lógico" es que su partido forme Gobierno con Ciudadanos "con el apoyo" de Vox. Pero no todo está decidido. En una entrevista este lunes ha dejado claro que "el escenario sensato" sería ese, y aseguró que ya se ha puesto en contacto con la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, y "en breve" lo hará con el de Vox, Javier Ortega Smith.

León.  En León, los dos concejales conseguidos por la candidatura de Olga García (Vox) sumarían con los cuatro de Ciudadanos y los nueve del Partido Popular para conseguir mayoría absoluta (14). García aseguraba este lunes que su formación quiere aportar "estabilidad" al Consistorio y que no lo hará de forma "gratuita". 

Santander. La alcaldesa popular Gema Igual podría mantenerse en el poder con sus 11 concejales (pierde dos, con el 35% de los votos) sumados a los dos de Ciudadanos y al conseguido por Vox en la capital cántabra.  El PSOE de Pedro Casares logra el 23% de los votos y siete ediles, cinco para el Partido Regionalista de Cantabria y uno para UxS (IU, Podemos Santander Sí Puede y Equo). 

Huesca. El PSOE no lograría rentabilizar su crecimiento en las urnas (pasa de ocho a diez concejales de los 25 en juego) y la suma de PP (9) Ciudadanos (3) y el escaño de Vox podría formar una mayoría para que gobernase la popular Ana Alós para desalojar al socialista Luis Felipe. 

Burgos. Vox contempla un pacto de gobierno a la andaluza en la capital burgalesa gracias a los dos concejales obtenidos por la lista de Ángel Martín, que sumados a los cinco de Ciudadanos harían gobernar al PP, que consiguió siete puestos con la lista liderada por Javier Lacalle. 

Palencia. La escalada del PSOE (pasa de ocho a once concejales) no evita que el PP pueda seguir manteniendo la alcaldía en manos de Alfonso Polanco gracias a los tres concejales de Ciudadanos y al edil conseguido por Vox. 

Zaragoza. Uno de los Ayuntamientos del cambio que podría cambiar de color político es Zaragoza, gobernado hasta ahora por Pedro Santisteve de Zaragoza en Común (ZeC). Su formación pasa de nueve a tres concejales que no serán suficientes sumados a los 11 del PSOE conseguidos por la lista de Pilar Alegría. Los dos ediles que ha conseguido la candidatura de Julio Calvo por Vox pueden sumar con los seis de Ciudadanos y los ocho del PP para hacer alcalde a Jorge Azcón

Guadalajara. Seis partidos entran en el Ayuntamiento que podría mantenerse en manos de Antonio Román Jasanada (PP) si suma sus ocho concejales a los tres de Ciudadanos y los dos que ha conseguido la formación ultraderechista. Unidas Podemos y la formación local A Guadalajara hay que quererla consiguen un concejal cada una. 

Teruel. Ocho formaciones se sentarán en el Ayuntamiento de Teruel, que podrá seguir siendo gobernado por la popular Emma Buj: sus siete concejales suman mayoría absoluta (11) con los tres de Ciudadanos y el de Vox. 

Ciudad Real. José Antonio Ruíz-Valdepeñas, actual coordinador provincial de Vox y único concejal que la formación de Santiago Abascal ha conseguido en el municipio, ya ha abierto la puerta a dar el gobierno de la capital al Partido Popular de Paco Cañizares, que con sus nueve concejales podrá sumar mayoría absoluta (13) si pacta un frente de derechas con Ciudadanos (tres ediles). Cañizares desbancaría a la actual alcaldesa Pilar Zamora (PSOE) que gobierna en minoría con el apoyo de Ganemos. 

Cáceres. El único concejal de Vox conseguido en Cáceres suma mayoría absoluta con los cinco de Ciudadanos y los siete del Partido Popular pese a la victoria conseguida por la lista del PSOE de Luis Sayala, que se ha hecho con nueve puestos y la mayoría de los votos. Rafael Mateos, el cabeza de lista del PP, podría hacerse de este modo con el bastón de mando. 

Badajoz. Un feudo tradicional del PP que, como Cáceres, ha dado mayoría a la lista del PSOE, que obtuvo 11 concejales. La alcaldía está en el aire a la espera de los pactos de gobierno que podrían dar el poder al PP de Javier Fragoso Martínez, si suma sus nueve concejales a los cuatro de Ciudadanos y al conseguido por Vox. 

Alicante. El PP podría mantener la alcaldía de Alicante que consiguió con el apoyo de la tránsfuga de Guanyar Alacant Nerea Belmonte (que fue expulsada por Unidas Podemos pero mantuvo su acta). PP y PSOE empatan en número de concejales (9) pero el frente de derechas liderado por el actual alcalde, Luis Barcala, podría sumar 16 ediles para conseguir rebasar la mayoría absoluta con los cinco concejales de Ciudadanos y los dos que ha logrado Vox. Sin embargo, Barcala ha cerrado la puerta al pacto con la ultraderecha, por lo que se abre la puerta a un gobierno en minoría. 

Jaén. De nuevo, la victoria relativa del Partido Socialista (11 concejales) podría no ser suficiente para gobernar en el Consistorio dirigido ahora por el popular Javier Márquez. Los 14 concejales necesarios para la mayoría absoluta podrían estar garantizados con la suma de los ocho del Partido Popular a los cuatro de Ciudadanos y los dos con los que ha entrado Vox. Adelante Jaén-Podemos-Izquierda Unida ha obtenido dos concejales. 

Córdoba. El PP ha obtenido nueve ediles en la ciudad andaluza y alcanzaría la mayoría absoluta (15 concejales) si sumase sus votos con Ciudadanos, que ha conseguido cinco asientos y los dos de Vox.  Un pacto a la andaluza que desalojaría del poder a Isabel Ambrosio para hacer alcalde a José María Bellido (PP), que ha obtenido el 29% de los apoyos frente al 34% logrado en 2015.

Granada. La suma de PP, Ciudadanos y Vox dan a la derecha la mayoría absoluta en Granada (14 concejales), pese a que el PSOE ha crecido en votos y consigue diez puestos. Sebastián Pérez podría de este modo superar al actual alcalde, el socialista Francisco Cuenca, que pese a todo aseguraba este domingo que iniciaría contactos para sumar fuerzas y formar un gobierno estable. 

Ceuta. Hasta ocho formaciones políticas han conseguido representación en la ciudad autónoma. El PP de Juan Jesús Vivas vuelve a ser la formación más votada aunque se queda con nueve puestos  de los 13 obtenidos en 2015. La fuerte entrada de Vox (obtiene seis, uno menos que el PSOE) les hará imprescindibles si la derecha quiere seguir gobernando. Si logra revalidar el poder, el presidente de Ceuta encadenaría 22 años en el Gobierno de la ciudad autónoma. 

Melilla. Pese a caer en dos diputados, el PP de Juan José Imbroda podría mantener el poder en Melilla si suma sus diez diputados (pierde dos) con los dos de Vox y el de Ciudadanos, logrando así mayoría absoluta. Imbroda lleva desde el año 2000 gobernando en Melilla, con lo que sumaría 23 de completar su mandato. Coalición por Melilla, el partido de Mustafá Aberchán que a punto estuvo de conseguir representación en las últimas elecciones generales, suma un escaño a los que tenía y consigue ocho asientos en la Asamblea. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información