Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE gana en Aragón pero Ciudadanos tendrá la llave para gobernar

La formación naranja será la llave de un Ejecutivo socialista o del bloque de derechas con PP, PAR y Vox, que irrumpe en las Cortes con tres escaños

El candidato del PSOE, Javier Lambán (en el centro), este domingo tras conocer los resultados. En vídeo, escenario incierto en comunidades como Aragón. EFE | Vídeo:Atlas

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones Aragón

El PSOE ha ganado las elecciones autonómicas en Aragón, pero Javier Lambán, actual presidente de la comunidad y líder socialista, no podrá revalidar el pacto de investidura con las fuerzas de izquierdas. Con el 94% escrutado, pese a la victoria (24 escaños), Lambán solo podrá gobernar si pacta con Ciudadanos. La otra opción para el futuro Ejecutivo de Aragón es la suma de los partidos de derecha: el PP, como segunda fuerza y 16 escaños, puede alcanzar los 34 escaños de mayoría absoluta si une sus votos a Ciudadanos, que duplica diputados (12) —aunque no logra el sorpasso a los populares—, el Partido Aragonesista (cuatro diputados) y Vox, que irrumpe con tres escaños.

El PSOE echó el resto en la campaña aragonesa llevando al territorio a primeras espadas —desde el presidente Pedro Sánchez hasta varios ministros, como Carmen Calvo o José Luís Ábalos, que cerró la campaña el pasado viernes— y los resultados de los comicios han acompañado, pero no lo suficiente para garantizar el mando de la Junta de Aragón. Con una participación del 67,79%, Lambán logra 24 escaños, seis más que en 2015. El candidato, no obstante, está a 10 escaños de la mayoría absoluta y tendrá que pactar para poder gobernar. La aritmética parlamentaria no le deja alternativa para buscar amigos: solo con Ciudadanos podría sumar.

El PP, por su parte, sigue cayendo y logra 16 escaños en las Cortes, cinco menos que en 2015 y casi la mitad que en 2011. Con todo, mantienen el segundo puesto y evitan el sorpasso de Ciudadanos. La formación naranja, que en Aragón —y particularmente en Zaragoza— superó en sufragios al PP en las pasadas elecciones generales, se queda con 12 escaños y en el tercer puesto. No obstante, en su mano estará, previsiblemente, la llave del Gobierno, pues podrá elegir si apoya al PSOE o al bloque de la derecha. El juego de cartas salpicará también a la capital aragonesa, pues se repite el escenario donde la formación naranja será clave para decantar el Gobierno municipal.

Podemos también ha perdido fuelle y se queda con cinco escaños, un tercio de los que logró la formación morada en 2015 (14), cuando llevó a Pablo Echenique de cabeza de lista.

La Chunta Aragonesista, que repite con José Luís Soro como cabeza de lista, e Izquierda Unida, con Álvaro Sanz al frente, también han mantenido su presencia: tres y un escaños, respectivamente. El Partido Aragonés baja a la mitad y se queda con tres.

La otra sorpresa ha sido la irrupción de Vox en las Cortes aragonesas con tres escaños, los mismos que PAR y CHA. En total, ocho formaciones han entrado a unas Cortes de Aragón más fragmentadas que nunca. 

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información