Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso prevé suspender este viernes a los presos si lo avalan los letrados

La decisión viene rodeada de un fuerte choque entre el PSOE y Unidas Podemos contra el PP y Ciudadanos

La primera reunión de la Mesa del Congreso de la XIII legislatura se desenvolvió este jueves en medio de un fuerte enfrentamiento de sus nueve miembros, alineados en dos bloques. El choque se produjo por el procedimiento para la suspensión de los políticos independentistas presos. La mayoría de PSOE y Unidas Podemos pidió un informe a los letrados del Congreso para que dictaminen hoy mismo si con el Reglamento de la Cámara es suficiente para esa suspensión. PP y Ciudadanos se opusieron: defienden que no hacen falta más informes y que con las normas vigentes la suspensión debería ser automática. Fuentes parlamentarias dan por hecho que el informe será favorable y que la decisión se tomará hoy.

Meritxell Batet (en el centro), al termino de la reunión, con los también socialistas Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Sofia Hernanz. En vídeo, declaraciones de Meritxell Batet, tras la reunión de La Mesa del Congreso. Vídeo: Atlas

En pocos minutos, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y la vicepresidenta tercera, Ana Pastor, expresaron el abismo de sus posiciones debatidas durante más de tres horas y media en la primera reunión de la Mesa de la Cámara baja. La concurrencia de dos procedimientos diferentes para la suspensión de los diputados que estén incursos en un procedimiento penal, como es el caso de cuatro diputados independentistas catalanes y un senador, ha provocado la discrepancia. No hay duda para el PP y Ciudadanos de que con el artículo 21 del Reglamento la suspensión de los parlamentarios procesados por el delito de rebelión es automática y debía haberse producido este jueves. Desde el PSOE y Unidas Podemos se señalaba el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que igualmente prevé esa suspensión pero para que fuera el Tribunal Supremo quien tomara la decisión.

El Supremo no lo hará, según ratificó este jueves en un contundente escrito dirigido a la presidenta Batet, por lo que debe ser ahora el Congreso el que tome la iniciativa. Pero en la búsqueda de la mayor garantía jurídica la presidenta Batet decidió este jueves, con el voto en contra del PP y Ciudadanos, pedir un informe a los letrados del Congreso que retrasa unas horas más la decisión. Los servicios jurídicos de la Cámara tienen hasta hoy a las 12.30 de la mañana para presentarlo. Después lo debatirá la Mesa. Fuentes parlamentarias no dudan de que los letrados manifestarán la idoneidad del Congreso, con el citado reglamento en la mano, para la suspensión.

“Hemos pedido ese informe dada la diversidad de opiniones y para despejar cualquier duda”, justificó la presidenta del Congreso. Y añadió otro objetivo: “Preservar el sistema constitucional, la Cámara y las funciones de la Mesa y garantizar que las decisiones sean conforme a derecho y con la máxima seguridad jurídica”.

Ese mismo criterio lo sostuvo dentro de la reunión la vicepresidenta primera, Gloria Elizo, de Unidas Podemos. En contra se pronunciaron fuera y dentro de la sala la presidenta tercera, Ana Pastor, del PP, para quien el informe es del todo innecesario: “Yo he pedido siempre informes a los servicios jurídicos de la Cámara cuando había dudas, pero en este caso no hay ninguna”.

Ciudadanos comparte ese criterio. Sus representantes expresaron a Batet su más profunda desaprobación al dilatar la decisión. Mientras la reunión se celebraba, los dirigentes del PP lanzaron advertencias y amenazas hacia Batet, como también las formuló el portavoz del partido, Juan Carlos Girauta.

Si la presidenta del Congreso no ordena la suspensión de los diputados independentistas, el PP pondrá en marcha su reprobación y se “planteará” denunciarla ante los tribunales por un presunto delito de prevaricación. Cs no fue tan lejos, pero casi: no invocó a los tribunales sino a la política. Si Batet no suspende a los parlamentarios hoy, pedirán su dimisión. “Cada minuto que los presos pasen sin ser suspendidos y cobrando un sueldo se está humillando a los españoles”, clamó Girauta. No tienen dudas aparentes en Cs y el PP de que si no se ha suspendido ya a los presos es por razones políticas relacionadas con las elecciones de este domingo. “Pedro Sánchez y Batet son cómplices de los golpistas y no se les ha suspendido para no perjudicar al PSC”, opinó Girauta.

La dilación, para el PSC

La decisión de Batet de intentar que fuera el Supremo quien tomara la decisión de la suspensión ha dado alas a las tesis de la oposición de que con ella el PSOE —y el PSC— dilataban su posición hasta pasadas las elecciones. La presidenta, sin embargo, aseguró que la decisión se tomará “con las máximas garantías jurídicas y con la máxima celeridad”.

Le costó a Batet admitir que había habido fuertes discrepancias en la reunión e incluso que se hubiera votado, aunque concedió que había pedido la unanimidad “porque valía la pena” y que no había sido posible. “Sí se ha votado”, señaló Pastor. Después fue Girauta el que compareció en vez de los miembros de la Mesa de su partido, Ignacio Prendes y Patricia Reyes. No fue una votación a mano alzada pero las posiciones quedaron claras con los síes y noes expresados en la reunión.

Si alguna vez fue intención del PSOE mantener el pulso con el Supremo para que fuera este órgano quien eliminase la condición de diputados a los políticos presos esta quedó este jueves sepultada. Batet no volverá a intentarlo: lo hará hoy —previsiblemente— sin esperar a las elecciones. La decisión será tomada. Pero el PSOE puede tener ahora otro problema con Podemos, proclive a ganar más tiempo. Este jueves, los representantes del partido de Pablo Iglesias pidieron esperar hasta el lunes para valorar el trabajo de los letrados: solo recabaron sus dos votos en la Mesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >