Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un responsable del partido de Netanyahu desea un “gran resultado” a Vox

El director de relaciones internacionales del Likud calificó a la fuerza ultraderechista de “partido hermano” antes de borrar su tuit

Un responsable del partido del primer ministro Benjamín Netanyahu ha deseado un “gran resultado” electoral a Vox y a su líder, Santiago Abascal, en nombre del Likud, la fuerza conservadora que ganó las legislativas en Israel el pasado día 9. Eli Hazan, director de relaciones internacionales, expresó su apoyo a los ultraderechistas españoles a través de Twiter a las 11.07 de este sábado. El tuit fue borrado después ante el aluvión de críticas que suscitó en las redes sociales.

El líder de Vox, Santiago Abascal, en un mitin el viernes en Madrid.
El líder de Vox, Santiago Abascal, en un mitin el viernes en Madrid. REUTERS

Más de siete horas después de difundir su respaldo a Vox, Hazan intentó apagar el incendio que había desatado en Twitter con un nuevo mensaje. “Me gustaría pedir disculpas a todos los que se hayan sentido ofendidos por mi último tuit. No fue correcto incluir al Likud en mi opinión personal. Pido disculpas por ello. Solo me queda desear suerte a todos los partidos españoles que apoyan a Israel”, puntualizó en su rectificación.

El tuit inicial y sus comentarios fueron capturados y reproducidos por medios como Haaretz en su página Web. El diario progresista israelí se hizo eco también de una de las respuestas del director de relaciones internacionales a varios comentarios en Twitter. “Vox es un partido hermano del Likud en el Parlamento Europeo. Nos ayuda mucho... a todo aquel que apoya a Israel y a los judíos, yo le doy mi apoyo también”, rezaba la citad contestación.

Un responsable del partido de Netanyahu desea un “gran resultado” a Vox

Vox ha suscitado recientemente la polémica por la presencia en sus listas de un candidato tachado de antisemita. El partido liderado por Abascal prescindió el pasado mes de marzo de Fernando Paz, acusado de mantener posiciones negacionistas del Holocausto, como cabeza de lista al Congreso por Albacete. Tertuliano de la emisora Intereconomía, Paz había expresado opiniones que minimizaban y relativizaban el exterminio judío ejecutado por el nazismo.

Antes de que Paz fuera apartado por Vox, la Federación de Comunidades Judías de España expresó su malestar por la presencia en las listas de un candidato “cuyas declaraciones revisionistas y negacionistas del Holocausto" calificó de “lamentables e inaceptables”. La Federación recordó que Paz ha considerado una “farsa los juicios de Núremberg a los jerarcas nazis, ha cuestionado el asesinato masivo de seis millones de judíos, ha dejado claras sus sospechas de que los judíos no murieron en las cámaras de gas sino a manos de los habitantes de Europa del Este y ha negado el origen racista del Holocausto”.

Aproximación al populismo nacionalista europeo

Bajo el liderazgo de Netanyahu, el Likud se ha aproximado en los últimos años a fuerzas de extrema derecha y populista europeas en un intento de buscar aliados en el seno de la Unión Europea favorables a la estrategia de su Gobierno en el conflicto israelo-palestino. La posición de Bruselas en defensa de la solución de los dos Estados y de los Acuerdos de Oslo choca con la vigente política israelí de expansión de los asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania, ocupados desde 1967 y considerados ilegítimos por sucesivas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. El húngaro Víktor Orbán y el italiano Matteo Salvini, partidarios de una línea dura contra la inmigración, han sido algunos de los gobernantes que más han estrechado su relación con Netanyahu.

Desde la llegada a la Casa Blanca del republicano Donald Trump, el Ejecutivo de Netanyahu, considerado el más derechista en la historia de Israel y que aún sigue en funciones, ha recibido amplio apoyo diplomático de EE UU en pro de sus intereses, en particular por el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. Otros líderes populistas y ultraconservadores, como el filipino Rodrigo Duterte y el brasileño Jair Bolsonaro, han sido recibidos también en Israel por el primer ministro del Likud como aliados muy cercanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >