Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno fija el 5 de mayo como día para honrar a las víctimas españolas del nazismo

El Consejo de Ministros aprueba este viernes la instauración de un homenaje a los españoles deportados y fallecidos en los campos de concentración

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, a su llegada a una reunión del Consejo de Ministros.
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, a su llegada a una reunión del Consejo de Ministros. EFE

El Consejo de Ministros estudiará y, previsiblemente, aprobará este viernes la propuesta de la titular de la cartera de Justicia, Dolores Delgado, de instaurar en el calendario un día para homenajear todos los años a las víctimas españolas del nazismo. La propuesta que Delgado elevará a sus compañeros de ejecutivo propone el 5 de mayo como la fecha, al conmemorarse ese día la liberación en el año 1945 por parte de las tropas aliadas del campo de concentración de Mauthausen. Por este campo pasaron, entre 1940 y 1945, 7.532 españoles. En su mayoría eran republicanos que habían cruzado la frontera francesa en los últimos meses de la Guerra Civil y que pasaron a formar parte del Ejército francés o se integraron en la Resistencia francesa. También había mujeres y niños procedentes de los campos de refugiados del sur de Francia. Solo 2.335 salieron vivos. Hoy quedan apenas quedan unos pocos con vida.

De este modo, el Gobierno de Pedro Sánchez recupera una proposición no de ley que presentó en noviembre de 2015, cuando estaba en la oposición, y que fue aprobado por unanimidad por el Congreso. En la misma se instaba el gobierno de Mariano Rajoy a honrar a los españoles que pasaron por aquel campo de exterminio. Nunca se hizo. La propuesta elevada ahora al Consejo de Ministro recoge la esencia de aquel documento. De hecho, el texto aprobado hace cuatro años en la Cámara baja explicaba que los españoles "llegaron a Mauthausen por la decisión de las autoridades nazis, españolas y del Gobierno de Vichy de exterminarlos, dejando de considerarlos prisioneros de guerra y pasando a ser considerados apátridas". Ahora, la propuesta de homenaje recalca, precisamente, que aquellos españoles, "desprovisto de su nacionalidad española por decisión del gobierno franquista, declarados apátridas" sufrieron "innumerables atrocidades, perdiendo la vida 5.117".

La propuesta de Justicia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, destaca que "estos españoles, en su mayoría exiliados republicanos que abandonaron nuestro país al final de la Guerra de España, representan una parte fundamental de la memoria democrática de España y enlazan la historia de nuestro país con la historia de Europa". También destaca que "su padecimiento y muerte constituyen un ejemplo insuperable del sacrificio mostrado como luchadores por la democracia y la libertad y se merecen un reconocimiento público al más alto nivel".

El Gobierno defiende la necesidad de instaurar en España, "al igual que existe ya en otro países europeos", una fecha de homenaje con carácter anual "que sirva para honrar su memoria" y que será el 5 de mayo. Ese fecha recibirá a partir de ahora el nombre de "Día de Homenaje a los españoles deportados y fallecidos en Mauthausen y en otros campos y a todas las víctimas del nazismo de España" y su fin será "honrar y servir de actos de reconocimiento de la injusticia que supuso el exilio de muchos españoles y su internamiento en campos de concentración nazis". La propia ministra de Justicia acudirá el próximo 5 de mayo a este centro de exterminio para conmemorar por primera vez dicha fecha de manera oficial.

La decisión del Gobierno de instauran el homenaje se produce después de que dos de los últimos españoles supervivientes de los campos de concentración hayan fallecido. El pasado noviembre murió en Alcoi (Alicante) Francisco Aura cuando estaba a punto de cumplir los 100 años. Aura permaneció más de cuatro años en Mauthausen, al que llegó junto a otros 400 españoles de los que 268 fueron asesinados. En febrero pasado fallecía en París a los 97 años Ramiro Santisteban, uno de los primeros españoles que fueron internados en este campo. En marzo de 2009, Santiesteban declaró como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno en el marco de la causa que se instruía contra cuatro ex jefes de las SS, unidad de combate y exterminio del régimen nazi.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información