Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marjaliza asegura que Granados y él gastaron más de 200.000 euros en ocultar sus cuentas suizas

El arrepentido de la trama Púnica detalla al juez los pagos en 2013 a abogados helvéticos para impedir que la información sobre su fortuna opaca llegara a España

David Marjaliza, con su abogado, en la Audiencia Nacional el pasado 30 de noviembre. Ampliar foto
David Marjaliza, con su abogado, en la Audiencia Nacional el pasado 30 de noviembre. GTRES

El constructor David Marjaliza, uno de los principales implicados en el caso Púnica, ha declarado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor del caso Púnica, durante más de dos horas y media para aportar nuevos datos sobre la trama de corrupción que presuntamente encabezaba Francisco Granados, exconsejero del PP en los Gobiernos regionales de Esperanza Aguirre. Marjaliza ha detallado las reuniones que supuestamente mantuvieron el político y él con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, encarcelado desde noviembre de 2017 como supuesto cabecilla de una trama mafiosa policial, para pedirle ayuda para mantener ocultas las cuentas que tenían en Suiza a nombre de empresas pantalla costarricenses. El empresario ha asegurado que entre los dos abonaron más de 200.000 euros a despachos abogados de Ginebra para intentar desbloquear sus depósitos después de que las autoridades helvéticas las intervinieran al detectar movimientos sospechosos de blanqueo. No tuvieron éxito.

El empresario, que lleva colaborando con la justicia desde junio de 2015, ha asegurado que cuando el banco suizo le comunicó a comienzos de 2013 que le habían bloqueado los fondos por orden de la Fiscalía de aquel país entró en contacto con Granados para ver qué podían hacer. Marjaliza ha afirmado que fue el político quien le propuso reunirse con un conocido suyo que resultó ser Villarejo. Según ha detallado, fueron dos las reuniones mantenidas con el policía, siempre en un hotel cercano al estadio Santiago Bernabéu. La primera, el 28 de junio, poco antes de la hora de comer. La segunda, tres semanas más tarde, el 18 de julio. A la misma hora. En el primer encuentro, Marjaliza asegura que el comisario se ofreció a hablar con un policía del Servicio de Prevención del Blanqueo (Sepblac) para saber si la información de las cuentas había llegado a España. En la segunda, les presentó a un abogado español que les propuso contactar con sendos bufetes de Ginebra para pleitear ante la justicia suiza y lograr desbloquear las cuentas, además de mantenerlas ocultas.

Siempre según Marjaliza, él pagó 135.000 euros al abogado español que Villarejo les presentó para que este abonara a los letrados helvéticos y ha presentado facturas de esos pagos. También ha afirmado que Granados supuestamente hizo tres entregas en metálico de 30.000 euros cada una con idéntico fin. En total, 225.000 euros que, finalmente, no sirvieron para nada. Suiza mantiene aún hoy las cuentas bloqueadas y terminó facilitando a las autoridades españolas la información que permitió iniciar el caso Púnica que provocó el arresto de ambos en octubre de 2014. 

Durante su comparecencia de este jueves, Marjaliza ha anunciado también que en las próximas semanas aportará nueva documentación sobre las irregularidades que denuncia y que implican, de manera especial, a Granados. Así, ha mostrado fotografías desconocidas hasta ahora para demostrar la estrecha relación de amistad que mantenía con Granados, y que este niega. Entre ellas, imágenes de ambos en cacerías, en viajes a Londres, a Ámsterdam, a Viena, a la Feria de Abril o cantando en un karaoke. El constructor también ha asegurado que tiene numerosas facturas de regalos que hizo al político y su familia, y ha enseñado la factura abonada por una de sus empresas para la instalación en casa de los suegros de Granados de un aparato de aire acondicionado. Incluso ha asegurado que pagó numerosos objetos de lujo para Nieves Alarcón, esposa del exconsejero y también imputada en la causa.

El constructor ha reconocido que aún analiza abundante documentación no incorporada a la causa que, aseguró, llenarían "tres camiones". Lo hace, afirmó, para aportar nuevas pruebas sobre las supuestas irregularidades que ha denunciado y que entregará para poder contextualizarla y facilitar el trabajo de los investigadores. Entre ellas, ha anunciado nuevos datos sobre el supuesto pago de una comisión para abrir una gasolinera en Valdemoro cuando Granados era alcalde y el amaño de concursos municipales. Este anunció provocó la protesta de los abogados de la defensa, que denunciaron que esta continua entrega de documentación crea indefensión a sus clientes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información