Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Una copia de seguridad para cristos y vírgenes

Una empresa de Granada escanea las tallas de Semana Santa para asegurar su supervivencia

El Cristo del Desamparo de la Hermandad del Cerro procesiona el martes en Sevilla.
El Cristo del Desamparo de la Hermandad del Cerro procesiona el martes en Sevilla.

Los cristos y vírgenes que se sacan en procesión en Semana Santa tienen a menudo un valor patrimonial tan grande que, en otras circunstancias, sería difícil exponerlos al trajín al que se les somete estos días. Esculturas con 50, 100 o 300 años de antigüedad se ven sujetos a montajes, traslados, movimientos violentos, humo de velas o desmontajes que someten a estas obras de arte a un estrés inimaginable en otras piezas patrimoniales. En ocasiones ocurren accidentes. El pasado domingo, en Córdoba se partió una palmera del paso de La Borriquita que hirió a un costalero. El mismo día, la talla del Cristo de las Gotas de Burgos se rompió al ponerla en pie tras salir de la iglesia. Para conjurar esos riesgos, las nuevas tecnologías han irrumpido en la imaginería y han desarrollado herramientas que ayudan a preservar el patrimonio.

Javier Melero, profesor de la Universidad de Granada, realizó sus tesis sobre modelos de representación 3D, se especializó en patrimonio y es aficionado al mundo de las cofradías. Una mezcla que le llevó a crear junto a un compañero la empresa AgeO, enfocada a la digitalización 3D del patrimonio imaginero. AgeO cuenta con un escáner láser capaz de convertir con precisión cristos y vírgenes de madera en una malla tridimensional que cabe en un pen drive y que los reproduce en geometría y color. Una copia de seguridad que cuesta entre 1.000 y 5.000 euros, dependiendo de la dificultad, y permitiría hacer réplicas exactas de las tallas en caso de desastre.

Una copia de seguridad para cristos y vírgenes

El archivo digital de la empresa incluye 30 imágenes de 20 cofradías. Con una precisión de seis micras (un cabello humano tiene 80 micras de ancho), AgeO es capaz de hacer una réplica virtual perfecta. “La parte visible la recoge el escáner con una precisión de 10 puntos por milímetro cuadrado. Las zonas no visibles, como las manos entrelazadas de las vírgenes —apenas el 2% de la figura—, las modelamos con algoritmos que intuyen qué hizo el artista”, relata Melero. Así, en caso de accidente, “las cofradías pueden tener la seguridad de reproducir lo dañado”.

El archivo digital también se usa con fines comerciales. Según Melero, algunas de las cofradías lo utilizan para sacar réplicas exactas en impresoras 3D que luego venden. No es el caso de las cofradías sevillanas. Manuel Zamora, antiguo hermano mayor de la cofradía del Cerro del Águila, llamó a la empresa granadina para que digitalizaran dos de sus tres imágenes, el Cristo del Abandono, del siglo XVII, y la Virgen de los Dolores, de mitad del siglo XX. “Es por tener una copia fidedigna si ocurre algo, pero no pensamos hacer réplicas para venderlas”.

La hermandad de La Piedad de Málaga también ha usado el escáner láser de AgeO. “Hicimos una restauración y aprovechamos para hacer una copia digital”, explica Manuel Carrión, hermano mayor. Ellos sí han hecho reproducciones de su piedad a un tamaño de 20 centímetros.

Juan Manuel Miñarro, catedrático de Escultura de la Universidad de Sevilla y cofrade, resume cuáles son los principales riesgos a los que se enfrenta el patrimonio, incluso fuera del trajín de estos días. Las imágenes están realizadas en madera y, además, se conforman “de muchísimas piezas”, explica. “Si las imágenes están bien conservadas, el asunto de vibraciones o riesgos mecánicos en la calle son mínimos”.

Los dos peligros principales son “las condiciones climáticas mientras están en las iglesias todo el año y el agua durante el recorrido procesional. La humedad puede afectar irreversiblemente a la madera. También el sol, pero eso es inevitable”, dice este catedrático. Los cambios de temperatura en las iglesias que albergan las imágenes son importantes. “Es casi imposible climatizar una iglesia, aunque, por otra parte, no sería bueno que a una imagen se le ponga en un estado museístico 364 días y que luego, el día de la procesión, se le someta a un cambio brusco”, concluye.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información