Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de RTVE planearon la vuelta a los “viernes negros” por el cambio de la fecha del debate

La decisión provocó un fuerte malestar entre la plantilla de la corporación

Antenas parabólicas en la sede de RTVE. En vídeo, declaraciones de Inés Arrimadas (Ciudadanos).

La decisión de cambiar la fecha del debate de RTVE, del lunes 22 al martes 23, desató el jueves una oleada de críticas en el seno de la corporación pública. Para manifestar este malestar los trabajadores de los servicios informativos planificaron la recuperación de los “viernes negros”, una protesta que se generalizó durante la anterior etapa de gestión del PP para denunciar las malas prácticas informativas y reclamar una radiotelevisión pública independiente.

Esta convocatoria no fue como las anteriores, votadas por los trabajadores, sino una propuesta espontánea. Pese a que finalmente TVE ha vuelto a cambiar la fecha para programar el debate el lunes 22, los trabajadores creen que no se trata de una rectificación de la máxima responsable de RTVE, sino del presidente del Gobierno, que ha aceptado ir al debate de la televisión pública y al día siguiente al de la privada Atresmedia.

Los “viernes negros” se visibilizaron en pantalla. Los periodistas –tanto los presentadores de los telediarios como los reporteros- vistieron todos los viernes con prendas negras durante más de dos meses. Esta protesta cesó cuando los partidos políticos se comprometieron a desbloquear la renovación del consejo de administración de RTVE, un proceso que culminó con la designación de Rosa María Mateo como administradora única provisional de la corporación y la convocatoria de un concurso público para la elección de los consejeros.

Tras la decisión de Mateo de cambiar la fecha del debate electoral al día 23, la misma fecha en la que Atresmedia había fijado el suyo, se generó una avalancha de críticas en el seno de la radio y la televisión estatal. Los Consejos de Informativos TVE, RNE y la web expresaron su disconformidad con este movimiento y expusieron que debían primar criterios periodísticos. “RTVE debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea, sino favorecer que el debate a cuatro se celebre en la radiotelevisión pública como estaba previsto”, manifestaron en un comunicado. Finalmente, el consejo de informativos ha emitido un comunicado este viernes en el que celebran que el debate vaya a producirse.

Además, estos órganos de representación de los trabajadores se negaron a aceptar que “ninguno” de los partidos políticos pretenda imponer su criterio. También la dirección de Informativos se manifestó en contra de la decisión tomada por la administradora única, al asegurar que la jefatura de Torrespaña de desvinculaba de la decisión de alterar la fecha del debate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información