Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesionales de RTVE se rebelan contra Rosa María Mateo

Los trabajadores consideran que se debe apostar por la imparcialidad y no ajustar la programación a la propuesta de un único partido político

Sede de RTVE en Torrespaña. En vídeo, fragmento de la entrevista del presidente en Ondacero.

La modificación de la fecha prevista por RTVE para la celebración del debate a cuatro ha abierto un conflicto entre la dirección y los periodistas de la corporación pública. Los Consejos de Informativos no comparten la decisión de trasladar la cita del 22 al 23 (el mismo día del debate que está organizando Atresmedia), defienden la imparcialidad de la cadena y rechazan que se ajuste la programación a la propuesta de un único partido político, “sea el que sea”, en alusión a los socialistas.

El estupor de los profesionales de RTVE era el jueves difícil de ocultar. Especialmente porque, recuerdan, la administradora única de la sociedad, Rosa María Mateo, se ha mantenido en el tiempo que lleva en su cargo firme ante las presiones que continuamente han intentado ejercer los partidos políticos para condicionar la información en la radio y la televisión pública. Incluso el periodista Xabier Fortes, designado para conducir el debate entre los líderes de PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, expresó en las redes sociales su “absoluto desacuerdo” con la decisión de Mateo de modificar la fecha. “El cambio pone en entredicho la imagen de independencia de RTVE por la que tanto hemos luchado”, lamentó Fortes, que el pasado martes moderó en TVE el encuentro a seis. La dirección de Informativos de la cadena, al mando de Begoña Alegría, se desvinculó de la decisión alterar el día del debate.

Los Consejos de Informativos de TVE, RNE y la web representan a los trabajadores (periodistas, camarógrafos, montadores) que participan en el proceso de elaboración de las noticias. Fueron elegidos el pasado febrero con los votos de 1.244 personas de las 2.796 que integran el censo. Estos organismos recordaron este jueves que la fecha inicialmente fijada por la corporación para la cita televisiva era el 22 de abril, si bien se habían ofrecido otras posibilidades para permitir la asistencia de los cuatro candidatos: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Tanto en sus manifestaciones públicas como en sus comparecencias ante la Comisión de Control parlamentario, Mateo ha defendido la independencia de los profesionales del RTVE y elogiado el trabajo que realizaron durante la etapa de la gestión del PP en defensa del pluralismo y la neutralidad de los informativos del grupo público. Esta buena sintonía se quebró este jueves. La tormenta en el seno de la corporación se empezó a desatar cuando la empresa anunció su disposición a emitir el debate día 23. Solo el PSOE, que ya había reiterado la decisión de Sánchez de acudir únicamente a Prado del Rey, aplaudió el cambio. PP, Unidas Podemos y Ciudadanos criticaron una alteración del calendario que, según expresaron respondía a los intereses de La Moncloa.

Con este movimiento de última hora, de RTVE apelaba a su compromiso para disponer de espacios electorales para el contraste de ideas políticas y recordaba que su plan de cobertura pasa por un debate a seis y otro a cuatro con los candidatos a la presidencia del Gobierno. Además, alegaba su extensa difusión internacional y su intención de ceder gratuitamente la señal a los medios audiovisuales españoles.

Arma arrojadiza

Estas justificaciones no convencieron a los trabajadores de la radio y la televisión pública. A través de un comunicado reclamaron que a la hora de plantear los formatos electorales primaran los criterios periodísticos y profesionales. Aseguraron que la corporación debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, “sea el que sea”, sino “favorecer que el debate a cuatro” se realice en sus estudios “conforme estaba previsto”. De la misma manera que se niegan a aceptar que ningún partido pueda imponer su criterio, piden a las distintas fuerzas políticas que no utilicen a RTVE como arma arrojadiza en la campaña.

Las críticas a la dirección no impiden que los periodistas de RTVE sigan defendiendo la necesidad de que el debate a cuatro se celebre en su sede, como han pedido a los líderes políticos. La misma postura defienden los sindicatos. UGT calificó de “torpe” el cambio de fecha y consideró que esta decisión “tan inexplicable como inexplicada” facilita la guerra entre medios de comunicación. Y añadió que RTVE “tiene que deberse a los intereses generales y no a los de ningún partido” y además también tiene que parecer en todo momento que es así. Ante la avalancha de reproches la corporación no descartó una nueva rectificación de la fecha.

Comunicado íntegro del consejo de informativos

Los Consejos de Informativos de TVE, RNE e i.RTVE no comparten la decisión tomada por la Corporación RTVE de proponer la fecha del 23 de abril para el debate electoral a cuatro y entienden que en dicha decisión deben primar los criterios periodísticos y profesionales. Recuerdan que en el Plan de Cobertura Informativa de las elecciones generales, la fecha inicial propuesta era el 22 de abril y que se habían ofrecido otras posibilidades que permitieran la asistencia de los cuatro candidatos

El Consejo de Informativos cree que RTVE debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea, sino favorecer que el debate a cuatro se celebre en la radiotelevisión pública conforme estaba previsto, y no aceptamos que ninguno de los partidos pretenda imponer su criterio.

Exigimos que se deje a los profesionales de la información de RTVE que sean los que organicen la forma de hacer el debate. Y pedimos asimismo a las fuerzas políticas que no utilicen a RTVE y este debate como un arma arrojadiza en esta campaña electoral.

El Consejo de Informativos sigue defendiendo la necesidad de que dicho debate se celebre en la radiotelevisión pública, como llevamos pidiendo a los líderes políticos, secundados por más de 44.000 firmas.

Como representantes elegidos por los trabajadores de los Servicios Informativos de RTVE, nos gustaría que esta decisión se hubiera tomado teniendo en cuenta los criterios de estos órganos consultivos.

18 de abril de 2019

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >