Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González: “Solo hay una salida seria, la federalización”

El expresidente del Gobierno homenajea al padre de la Constitución Gregorio Peces-Barba en un acto en el que denuncia el "irredentismo" de los independentistas

Felipe González, en un acto en Madrid el pasado 26 de marzo. En vídeo, sus declaraciones en el acto en recuerdo de Gregorio Peces-Barba.

Felipe González no es uno de los padres de la Constitución, pero sí tuvo un importante papel en su elaboración y es un ferviente defensor de las virtudes de la misma. Aunque también uno de los principales valedores de su reforma. "Estamos más cerca de perder el autogobierno [en Cataluña] que de una hipotética independencia. Aquí solo hay una salida seria, que es la federalización", ha asegurado el expresidente del Gobierno, en un acto de homenaje a la Constitución y a uno de sus padres, Gregorio Peces-Barba, en el que ha participado el también ponente de la Ley Fundamental Miquel Roca. Tanto González como el expolítico catalán han querido hacer una llamada al "consenso" y a "abandonar los irredentismos", en clara referencia a los independentistas y a los movimientos de extrema izquierda y extrema derecha.

El acto ha tenido lugar en el aula magna de la Universidad Carlos III de Madrid, el centro que fundó el propio Peces-Barba en 1989. Para González, el político y jurista fallecido en 2012 simboliza "la voluntad de debate" de un momento histórico, la Transición. "Gregorio sugirió que lo primero que había que hacer era reunirse para hacer una reflexión antes del debate de la Constitución", ha recordado el expresidente, que alabó "el carácter afable y firme" del padre de la norma fundamental. Por su parte, Roca relató que el político socialista tuvo tres pasiones: "Los derechos humanos, la Constitución y la Carlos III. Gregorio sabía desde pequeñito que haría una Constitución y se dedicó a ello con pasión y empeño", aseguró.

Peces-Barba fue uno de los siete ponentes que se encargaron de redactar la Constitución española de 1978. Afiliado del PSOE desde 1972, cuando aún era clandestino, fue elegido diputado por Valladolid en 1977, 1979 y 1982, año en el que fue elegido presidente del Congreso de los Diputados con 338 votos a favor, 8 en blanco y ninguno en contra. En 1986 decidió no volver a presentarse como candidato a diputado y regresar a la vida académica. A partir de entonces centró sus esfuerzos en crear la Universidad Carlos III.

Los dos veteranos políticos han tenido todo tipo de palabras amables para su coetáneo, pero González y Roca han querido sobre todo aprovechar el acto para hacer una defensa de la Constitución y un análisis de sus posibilidades de reforma en la actual situación política y social. Principalmente lamentaron la falta de una cultura de alianzas. "El pacto lo hacen los valientes, los cobardes prefieren denunciarlo", ha opinado Roca, que aseguró que durante la Transición "hubo renuncias, pero la libertad es un ejercicio permanente de renunciar". González criticó a los que se quejan de las "renuncias de los demócratas" porque quieren "recuperar el irredentismo".

El expresidente ha culpado directamente a los independentistas de querer romper el modelo propugnado por la norma básica y de ayudar al crecimiento de Vox y sus propuestas de recentralización. Poco después de terminar el acto ha asegurado: "Cuando algunos han roto el perímetro de la Constitución como ámbito de convivencia, que fue lo que pasó con los independentistas, están, de alguna manera, justificando que otros traten, que todavía no lo han hecho, de romperlo por el otro lado". 

Para el veterano político sevillano, que ha asegurado que "hay que tocar la Constitución", hay que formularse una pregunta "clave": "¿Hay alguien que intente conseguir el consenso del 78? ¿Nos vamos a tener que conformar entre un Gobierno Frankenstein o uno Francostein?". Roca ha estado de acuerdo, pero ha puntualizado que se opone a "instalarse en la idea de reforma para no enfrentarse a un problema". Según el ponente de la Constitución, "una reforma no significa un cambio total", y Roca teme "el éxtasis de un lado y del otro para reformar la Constitución en su totalidad". 

Tanto González como Roca han coincidido en señalar que el bipartidismo imperfecto que caracterizó gran parte de los últimos 40 años de historia democrática en España ha dado paso al multipartidismo actual, que ellos definen como "bloquismo". "El bipartidismo competía por el centro, mientras que ahora se están conformando dos bloques en los que la voz cantante la llevan los extremos", ha ponderado el expresidente, que concluye que "estos dos bloques no tienen ninguna intención de ocupar un espacio de centralidad". "Los bloques, al final, bloquean", ha remachado Roca.

Al finalizar el acto, González ha aprovechado para dejar claro que él apoya tanto la estrategia de Pedro Sánchez como al partido al que votará "siempre". Aún así, ha confirmado que "afortunadamente" el PSOE no le ha invitado a participar en la campaña electoral del partido, que comienza el próximo 12 de abril.  "No tengo edad. Zapatero tiene 15 o 20 años menos que yo", ha explicado con una sonrisa

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información