Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS ESCÁNDALOS QUE AFECTAN AL PP

El progresista De Prada juzgará el caso de la caja b del PP

El magistrado recupera su plaza en la Audiencia Nacional tras su paso por el Tribunal Penal Internacional

El juez José Ricardo de Prada, este viernes con la presidenta de la Congreso, Ana Pastor, en la Cámara baja.
El juez José Ricardo de Prada, este viernes con la presidenta de la Congreso, Ana Pastor, en la Cámara baja. EFE

Son dos providencias –resoluciones judiciales de orden secundario– de apenas un párrafo, pero tendrán una incidencia decisiva en dos casos que afectan y preocupan al Partido Popular. El magistrado José Ricardo de Prada, de carácter marcadamente progresista, formará parte de los tribunales que juzgarán el caso Bárcenas, sobre la caja b del PP, y la pieza separada del caso Gürtel referida al Ayuntamiento de Boadilla del Monte. De Prada ha recuperado su plaza en la Sección Segunda de la Audiencia Nacional después de un periodo en el Tribunal Penal Internacional, en el que participó en la revisión de la sentencia por crímenes contra la humanidad contra el expresidente serbobosnio Radovan Karadzic.

En el juicio de la caja b, De Prada compartirá sala con las magistradas María José Rodríguez Duplá, presidenta de la Sección Segunda, y María Fernanda García Pérez, incorporada recientemente a la Audiencia Nacional y que será la encargada de redactar la sentencia. La vista oral sobre el llamado caso Bárcenas, que comenzó a investigarse en febrero de 2013, después de que EL PAÍS publicara la contabilidad secreta del extesorero del PP, está todavía pendiente de fecha de inicio.

Para la vista de Boadilla, De Prada formara tribunal con Rodríguez Duplá y el magistrado Julio de Diego, con quien también participó en el juicio por la trama central del caso Gürtel, la llamada Época 1. Este proceso, en el que hubo 37 acusados, se saldó con penas para 29 de ellos. El cerebro de la trama corrupta, Francisco Correa, fue condenado a 51 años de cárcel y Luis Bárcenas, máximo responsable de las cuentas de la formación conservadora, recibió una sentencia de 33 años, que cumple actualmente en la prisión madrileña de Soto del Real.

A partir de esta notificación se abre el plazo para que las partes puedan recusar a los magistrados. Sin embargo, el intento de apartamiento de De Prada tiene pocos visos de prosperar desde el momento en que ya no cuajó en el juicio del caso Gürtel, del que sí fueron apartados los magistrados conservadores Enrique López y Concepción Espejel.

Sin embargo, tras su paso por La Haya, se ha producido un hecho que podría ser tenido en cuenta por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en caso de que se produzca una recusación contra De Prada. El magistrado fue incluido por el PSOE en el turno de juristas para la fallida renovación del Consejo General del Poder Judicial el pasado otoño. De Prada llegó incluso a someterse a la preceptiva comparecencia ante el Congreso de los Diputados. En aquella ocasión, el portavoz del PP en la comisión, Carlos Rojas le espetó: "Es bueno para la justicia española que deje usted de hacer lo que estaba haciendo, que deje de poner sentencias y pase a un órgano administrativo".

En el juicio del caso Gürtel, el voto de De Prada —sumado al de De Diego— fue decisivo para que el tribunal citara como testigo, a petición de la acusación popular, al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En aquella sentencia, el tribunal cuestionó la "credibilidad" del testimonio del jefe del Ejecutivo. Esta crítica, sumada a la condena al PP como partícipe a título lucrativo en esa vista oral, fueron la palanca sobre la que Pedro Sánchez presentó la moción de censura con la que desbancó a Rajoy de la presidencia el 1 de junio de 2018.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >