Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta Electoral está preparada para acudir a la Fiscalía y obligar a retirar los símbolos

Los jueces y catedráticos del órgano tendrán que dilucidar si aceptan la retirada de lazos y 'esteladas'

Cartel reclamando la libertad de los líderes independentistas presos y un lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat.
Cartel reclamando la libertad de los líderes independentistas presos y un lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat. EFE

Todo estaba preparado para que de la reunión convocada para este jueves por la Junta Electoral Central, JEC, saliera una resolución claramente coercitiva para obligar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a retirar lazos amarillos y esteladas. Los magistrados y catedráticos que componen este órgano electoral están fuertemente determinados a trasladar a la Fiscalía la persistencia de Torra de incumplir sus resoluciones al no albergar dudas de que había entrado en el campo ilícito de la desobediencia, según fuentes de ese órgano.

Además, en la Junta, se iba a discutir dar más pasos y no quedarse solo en la remisión de los hechos al ministerio fiscal. Se barajaba instar de inmediato a los Mossos a retirar los símbolos de los edificios públicos por no representar a todos los catalanes, como este órgano advirtió a Torra. Sus alegaciones no fueron atendidas. “No ha lugar a suspender el plazo concedido, que deberá observarse con toda exactitud”, advirtió la JEC este pasado martes, después de cumplirse las 24 horas que le había dado para cumplir la resolución, tras haber vencido también las 48 iniciales desde que dictó su primer mandato.

En el mismo se recalcaba que lazos y banderas independentistas pueden utilizarse en sedes electorales y en los actos de partido pero no en los órganos de representación de la Generalitat de Cataluña. Todo empezó por una denuncia de Ciudadanos a la que la Junta Electoral dio respuesta y que tuvo el apoyo desde el primer momento del PP, el PSOE y el Gobierno. Los populares, sin embargo, han reprochado al Ejecutivo que no tomara las riendas en la retirada de los símbolos. Tanto la vicepresidenta de Gobierno, Carmen Calvo, en el programa 120 minutos de Telemadrid, como la ministra portavoz, Isabel Celaá, en RNE instaron ayer al presidente catalán a que cumpliera las instrucciones de la Junta Electoral. Para esta última, el presidente de la Generalitat está en "permanente búsqueda de conflicto". Lo hecho hasta ahora por Torra se inscribe en una retórica muy molesta, a veces inaceptable, pero no ha pasado la raya de la desobediencia; con esto sí lo haría”, señaló la ministra sobre la no retirada de símbolos.

Si como el presidente catalán anticipó hará suyo el criterio del Defensor del Pueblo Catalán y retira los símbolos, el debate ahora en la Junta Electoral necesariamente cambiará de parámetros. Ahora debe decidir si toma o no alguna medida o acepta el acatamiento de Torra aunque sea fuera de plazo. A efectos de la Junta Electoral Central la sugerencia del Defensor del Pueblo Catalán no es válida ya que es de Torra de quien espera respuesta

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información