Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno alega ante la Junta Electoral que todos los Ejecutivos aprueban decretos hasta las elecciones

El secretario de Estado de Comunicación defiende mantener las ruedas de prensa del Consejo de Ministros por su carácter "político-informativo" y pide que se desestime la demanda del PP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el presidente de la FEMP, Abel Caballero, en el acto de entrega de la Llave de Oro al municipalismo a Tomás Rodríguez Bolaños . En vídeo, el presidente asegura que seguirá aprobando medidas sociales mediante decreto ley.

El Gobierno ha decidido responder con contundencia al intento del PP para que la Junta Electoral Central (JEC) suspenda de aquí a las elecciones generales del 28 de abril las ruedas de prensa de los viernes en La Moncloa en las que se dé cuenta de la aprobación de los decretos leyes sociales que prepara el Ejecutivo. En su escrito de alegaciones, el Gobierno asegura que la aprobación de estas medidas "no puede considerarse una actuación sujeta al control" de ese organismo. Además, detalla con sentencias y resoluciones que ni la Constitución ni la Ley Electoral impiden mantener la labor del Ejecutivo de aprobar decretos o tomar decisiones en periodo electoral, cuando no está aún en funciones. El Ejecutivo defiende que tanto el Gobierno como los ciudadanos tienen derecho a que se mantengan las ruedas de prensa posteriores a la reunión del Consejo de Ministros que los populares piden prohibir porque no deben interpretarse como un acto de campaña, como señala el PP en su escrito, sino como un ejercicio del deber de informar del Gobierno y el derecho a ser informados de los ciudadanos.

En un extenso escrito firmado por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, y lleno de referencias a anteriores decisiones de la Junta Electoral Central, el Gobierno traslada su estupor por la demanda del PP, que pretender que este organismo suspenda de manera preventiva las ruedas de prensa de los viernes cuando sean utilizadas para explicar los decretos leyes sociales que el Ejecutivo pretende aprobar antes de los comicios. Este viernes están previstos algunos de ellos, aunque no de las dimensiones de los de la semana anterior, cuando aún no se habían convocado las elecciones.

Ese es otro de los argumentos insistentes de la respuesta del Gobierno, que había sido requerido a hacer alegaciones. El PP, explica el texto, solo pone ejemplos de cosas que hizo el Ejecutivo antes de la convocatoria de elecciones, este martes, y por tanto la Junta Electoral Central no puede entrar en nada de lo que se realizó antes de ese día, en especial las decisiones del Consejo de Ministros del pasado viernes. Y tampoco puede hacer una suspensión preventiva de ruedas de prensa cuyo contenido desconoce, remata el escrito.

Pero el Gobierno va más lejos. No solo rechaza que se pueda juzgar lo que ha hecho hasta ahora, además insiste en que la Junta Electoral Central no puede entrar a valorar la conveniencia o no de que el Ejecutivo apruebe decretos leyes en periodo electoral, porque es algo que excede a sus funciones y en todo caso debería valorar el Tribunal Constitucional.

En el documento, La Moncloa detalla con múltiples ejemplos que todos los Gobiernos han tomado decisiones relevantes en periodo electoral que por la misma lógica de la demanda del PP podrían considerarse electoralistas, y jamás la Junta Electoral Central puso ningún problema. Lo que plantean los populares, esto es que se suspendan las ruedas de prensa que detallan esas decisiones, es para el Gobierno algo "inconcebible" porque supondría atentar contra el derecho de información que recoge la Constitución.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información