Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Pastor : “Valió la pena por ustedes, por España y los españoles”

La presidenta del Congreso despide una legislatura “complicada” con el reconocimiento al papel de las mujeres

En vídeo, las palabras de despedida de Ana Pastor.

Hubo lágrimas, en todas las bancadas, en la despedida de la XII legislatura que empezó en 2016 y que cambió de color político hace nueve meses con la sustitución del PP por el PSOE en el Palacio de La Moncloa.

Cambió el poder ejecutivo pero no el legislativo. Ana Pastor, del PP, siguió al frente de las Cortes como presidenta del Congreso y Pío García Escudero, del mismo partido, se mantuvo en la presidencia del Senado. Pastor ha despedido la legislatura, año y medio antes de su final natural, con un discurso más personal que político, que le ha valido el aplauso unánime y prolongado de los diputados puestos en pie. En sus palabras finales, ya no pudo ocultar la emoción.

“He procurado ser la presidenta de todos y ha sido un honor ostentar esta responsabilidad”, ha dicho Pastor tras mencionar uno a uno por su nombre a todos los miembros de la Mesa con los que ha compartido el ejercicio de dirigir el Congreso. En la Mesa están representados el PP, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos. “En mi despacho hay un cuadro que Asterio Mañanós pintó en 1908. Es una sesión plenaria en la que solo aparecen las mujeres en la tribuna de invitados. Hoy hay aquí muchas mujeres y me enorgullece ser una de ellas”. El cambio político en la breve legislatura lo ha resuelto con la alusión a que han sido “casi tres años con momentos complicados y consciente de que todos hemos hecho un esfuerzo” siempre con el objetivo de “mejorar la vida de los ciudadanos”.

La complicación ha venido dada por el enfrentamiento cada vez más agrio entre los dirigentes políticos, siempre con la crisis catalana de fondo, agudizado desde la moción de censura de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy. El Congreso, “como centro de la democracia”, ha sido el punto de encuentro pero también de encontronazos continuos a los que Ana Pastor ha tenido que hacer frente para que la situación no se desbordara. Casi siempre lo ha conseguido. Su mano izquierda y su capacidad para inspirar respeto no han sido óbice para que el enfrentamiento político no le llegara. Las decisiones de la Mesa, con el voto del PP y de Ciudadanos, incluido el suyo, sobre dar curso a iniciativas del PSOE y de otros grupos, llevaron al grupo socialista a presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

El choque partidario le ha tocado, como manifiestan sus votaciones, pero en al despedirse ha resaltado el respeto que ha imperado en esta legislatura y, también, el afecto personal entre representantes de diferentes orientaciones políticas. Pastor ha agradecido esta actitud y la dedicación de quienes han participado en la legislatura, y ha mencionado a los diputados, funcionarios, al secretario general del Congreso, “a los periodistas, a los fotógrafos”, al personal técnico… “En suma, a todo el universo del Congreso, incluidos “a los que ahora están en la cafetería”, ha bromeado para liberar ligeramente la carga emotiva. “Pensando en aquellos días, con lo mejor que cada uno podía dar, se puede pensar que valió la pena por ustedes, por España y por los españoles”. Este ha sido el cierre que Ana Pastor ha puesto a la XII legislatura desde el restablecimiento de la democracia en España. Tras sus palabras, abrazos con los miembros de la Mesa, con todos sus componentes pañuelo en mano, con un efecto contagio generalizado en el hemiciclo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >