Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez sobre la manifestación de este domingo: “La ultraderecha va a radicalizar al PP y Ciudadanos”

El presidente dice que "vamos a ver una España en blanco y negro"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, en un acto de los socialistas en Barakaldo.

El PP y Ciudadanos no van a moderar a la ultraderecha, sino al revés. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado en Barakaldo este sábado que la manifestación que se celebrará en Madrid este domingo convocada por PP, Ciudadanos y Vox bajo el lema 'Por una España unida. ¡Elecciones ya!' va a ser un ejemplo claro de esa radicalización en la que "vamos a ver una España en blanco y negro, que pretende dar marcha atrás", frente a la "España en positivo que representan los socialistas". Según ha dicho, la derecha está inmersa en una suerte de "nostalgia" de que cualquier pasado fue mejor y el pasado "no es el futuro de las sociedades".

En un acto celebrado en el BEC de Barakaldo para presentar la candidatura a la alcaldía de esta localidad de Alfredo Retortillo, en el que también ha intervenido la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, Sánchez ha asegurado que la derecha se equivoca. "PP y Ciudadanos consideran que pactando" con Vox "van a moderarle y es todo lo contrario. La ultraderecha va a radicalizar" a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera "y mañana vamos a tener una buena prueba de ello", ha dicho Sánchez en el primer acto público que ha celebrado en Euskadi como presidente del Gobierno.

Sánchez, que ha sido recibido al grito de "presidente, presidente" ha propuesto los valores del socialismo como la libertad y la fraternidad, para seguir construyendo una "España unida". Pero ha especificado que unida sobre la base de ciudadanos iguales y de respeto a los diferentes, no, como ha acusado al PP, Ciudadanos y Vox, alimentando un Estado que rechaza al diferente y que margina a las mujeres. "La derecha llegó tarde al aborto, al divorcio, al matrimonio homosexual, tarde pero llegaban, pero ahora no quieren llegar y quieren dar paso atrás en el reconocimiento de derechos y libertades y en el cuestionamiento del Estado autonómico", ha reprobado.

Frente a las acusaciones de "traidor" que ha recibido por parte de estos partidos, la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendía, le ha pedido que no dé ni un paso atrás: "El PP ya nos llamó traidores a los socialistas. Nos llamaron traidores pero ganamos, presidente, acabamos con ETA, y sin descoser ni un hilo del Estado de derecho. Ahora lo hacen contigo pero siguen sin tener razón".

Sánchez ha reclamado un espacio centrado "entre el viaje a ninguna parte del independentismo catalán y quienes piden la recentralización del Estado. Somos muchos los que pedimos la España de las autonomías", ha dicho. En ese capítulo ha sido contundente al asegurar a los independentistas catalanes que "nunca vamos a defender la autodeterminación". Apenas 24 horas después de que la vicepresidenta, Carmen Calvo, diera por rotas las negociaciones con los independentistas, precisamente porque insisten en incluirlo en el diálogo, Sánchez ha dicho en Bilbao que "fuera de la Constitución todo son monólogos". "El debate no es la independencia, es la convivencia", ha explicado tras defender que la propuesta del Gobierno español para Cataluña trasciende la política de bloques para "avanzar en el autogobierno de Cataluña".

"La crisis de Cataluña dijimos que no se resolvería de un día para otro, necesitaría generosidad. Que el camino del diálogo y la Constitución era el más largo pero es el único posible. El debate no es independencia sí o no, sino convivencia sí o sí, y eso solo se logra con diálogo", ha incidido.

Por ello, ha considerado que quienes defienden en Cataluña el referéndum "deben reflexionar" y ha remarcado que "la autodeterminación no es constitucional y no la vamos a aceptar nunca". El Gobierno socialista plantea para Cataluña ahondar "en el autogobierno", ha explicado.

Sánchez se ha referido también a la ruptura de negociaciones con el PDeCAT y ERC, que tienen ahora que decidir antes del miércoles si rechazan los Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, ha lamentado que ahora se "identifica el patriotismo con gritar 'viva España" cuando ser patriota es trabajar para que cada día se viva mejor".

Sin embargo no ha dado ni una sola pista de qué hará si al final el Congreso echa para atrás las cuentas y ha pedido a los españoles que tengan en cuenta quiénes "estamos luchando" por mejorar las condiciones de los ciudadanos, y quiénes no.

En un repaso por algunos de los logros sociales que incorporarían los Presupuestos, ha advertido de que las pensiones no se suben "recortando derechos de nadie y mucho menos de las mujeres". "¿Qué unidad defienden quienes quieren un país con ciudadanos de primera y ciudadanas de tercera?", ha cuestionado en referencia a la propuesta del presidente del PP, Pablo Casado, de modificar la ley del aborto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información