Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado pelo de Julen en el interior del pozo de Totalán donde se le busca

La Guardia Civil tiene la certeza de que el niño de dos años está en el agujero donde sus padres dijeron que cayó el pasado domingo

Un camión con grandes tuberías para la creación de una galería paralela al pozo de Totalán donde se busca al niño Julen. En vídeo: Las tareas de rescate no cesan junto al pozo.

La Guardia Civil ha asegurado en la mañana de este miércoles que tiene la certeza de que Julen está en el interior del pozo donde sus padres dijeron que cayó el pasado domingo. La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha explicado que en la noche del domingo se tomaron muestras biológicas del interior del pozo para iniciar la investigación. Restos que se han casado en el laboratorio con el ADN de los padres, José y Victoria, y también del menor de dos años, extraídos de su biberón.

“El informe es por ahora verbal, no está redactado, pero ha permitido saber que los restos biológicos corresponden a Julen”, ha insistido Gámez, que ha dicho que “podrían ser cabellos” recogidos entre la tierra y el barro existente en el interior del pozo, donde ya se encontró también una bolsa de chucherías y un vaso de plástico que también estarían relacionados con el niño de dos años. Una información que adelantó esta mañana el delegado del Gobierno en Andalucía Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. “Se encontró un poco de pelo en el túnel y las pruebas que se realizaron por parte de la Guardia Civil certifican que es del niño. Nos da una cierta certeza de que el niño está ahí, en ese pozo", ha dicho Gómez de Celis durante una entrevista en la Cadena SER. "Sigo conservando la esperanza de que mi hijo siga vivo", ha dicho el padre del menor, que ha pedido que no se pare hasta que sacar al niño "de ahí dentro".

El operativo de rescate, formado por un centenar de personas y liderado por la Guardia Civil, ha estado trabajando durante toda la noche en las tres opciones que se anunciaron ayer para llegar hasta el lugar donde se cree que está el menor. Varias máquinas han estado allanando los terrenos de la ladera para construir una plataforma que permitan las excavaciones de dos galerías. Por un lado, horizontal, que tendrá algo de inclinación y que se acometerá con una pequeña tuneladora. Por otro, la cavidad paralela al pozo donde cayó Julen, que tendrá un ancho de alrededor de metro y medio, suficiente para que quepan los miembros del equipo de rescate. También se siguen extrayendo materiales de la prospección donde se precipitó el menor. “Son trabajos muy relevantes y muy complicados que vamos adaptando sobre la marcha en base a las circunstancias y lo que van indicando los expertos”, ha añadido Gámez.

“Creo en un pequeño milagro porque hay otras experiencias que, después de horas y días, se ha podido rescatar a la persona con vida”, ha contado José Antonio Berrocal, presidente de la Federación Andaluza de Esepelología. El experto ha explicado que a 80 metros de profundidad —donde se cree que está Julen— hay el mismo oxígeno que en superficie, siempre que el espacio esté ventilado. “El problema puede ser el tapón de piedra. Si es de barro y agua sería hermético, pero si está formado por piedras pizarrosas con ángulos y huecos, habría espacio para que circulara el aire, lo que sería muy positivo”.

Sobre el terreno hay actualmente un gabinete técnico formado por una docena de equipos entre empresas de extracción y técnicos teóricos que están trabajando en la elaboración de los túneles bajo las indicaciones del Colegio Profesional de Ingenieros de Málaga. Se trata de firmas tanto públicas como privadas, entre las que se encuentra la firma sueca Stockholm Precision Tools AB, que en el año 2010 ya ayudó a localizar a la treintena de mineros que quedaron atrapados en la mina San José, en Chile. Su labor se centrará en la geolocalización, ya que el pozo por el que cayó Julen no es absolutamente vertical y cuenta con algunas irregularidades.

“Hemos perdido la cuenta, pero son más de 60 las empresas de todo el mundo que se han ofrecido para ayudar. Y hemos tenido que ir analizando las útiles y las que no lo eran”, ha asegurado Jesús Esteban, comandante jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

El plazo para excavar las dos nuevas galerías se estima entre 24 y 48 horas —contando desde la tarde del martes—, pero a ello habrá que sumar el tiempo que se tarde en abrir el último tramo de ambos, que se hará de manera manual. De dicho trabajo se encargarán técnicos de la Brigada de Salvamento Minero, procedentes del Principado de Asturias. Ayer, ocho de sus técnicos viajaron en un vuelo fletado por el Ministerio de Defensa para que realicen esa última parte de los trabajos, que es su especialidad. Y que evitará posibles desprendimientos en el pozo donde cayó Julen.

La Guardia Civil sigue trabajando con la hipótesis de que el niño aún se pueda encontrar con vida, pero aún no ha localizado exactamente la ubicación del pequeño. La cámara que se introdujo por el pozo encontró un tapón de tierra a los 73 metros de profundidad y, aunque se siguen extrayendo materiales, se está realizando con una gran lentitud.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información