Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP asumirá la cartera de Hacienda en Andalucía y deja Economía a Ciudadanos

El futuro Gobierno andaluz estará formado por diez consejerías

Juan Manuel Moreno (PP) y Juan Marín (Ciudadanos) se saludan en el Parlamento andaluz el pasado 27 de diciembre. En vídeo, declaraciones de García-Egea, secretario general del Partido Popular, sobre la formación de gobierno en Andalucía.

El Partido Popular gestionará la Consejería de Hacienda en el futuro Gobierno andaluz tras el pacto alcanzado entre los populares y Ciudadanos. Juan Marín será el vicepresidente y gestionará la cartera de Economía. El Gobierno andaluz, que presidirá Juan Manuel Moreno, tendrá una vicepresidencia y diez consejerías y reducirá los altos cargos en todos los departamentos y órganos públicos, los que desde hace años ambos partidos han denominado "administración paralela".  El acuerdo, que está cerrado desde hace días, sigue pendiente de algunos flecos sobre estructura y reparto de consejerías que se está terminando de cuadrar durante hoy lunes.

El partido de Albert Rivera se había mostrado muy interesado en hacerse con la cartera de Hacienda, pero el PP ha conseguido que esté bajo su tutela, por lo que finalmente Ciudadanos gestionará Economía y Empleo. La misma disputa está librándose sobre quién se hará cargo de la Consejería de Educación y Universidades, que se considera clave para cambiar el sistema educativo impulsado en estos 36 años por los Ejecutivos socialistas. Esa pelea no está aún resuelta.  Si este reparto esbozado ahora se confirma, el PP se hará cargo del área de Sanidad, fuente de conflictos durante toda la legislatura con protestas como la marea blanca. Médicos y profesionales de los 50 hospitales y cientos de centros de salud han salido a las calles para quejarse de los recortes, que han afectado a la atención primaria y otros servicios, y los populares han apoyado las protestas contra el deterioro de la sanidad pública andaluza.

El PP se quedará también con Agricultura, un área que el candidato Juan Manuel Moreno elevó incluso hasta el rango de vicepresidencia junto a la pesca, aunque parece que esta idea no ha cuajado finalmente. La gestión de este departamento permitiría al partido de Pablo Casado penetrar en el ámbito rural a través de las políticas que quiere impulsar para el campo andaluz, su talón de Aquiles histórico y donde peores resultados electorales ha cosechado.

Ambas formaciones han pactado también una reducción de entre el 40% y el 50% de las delegaciones territoriales de las consejerías que la Junta había multiplicado en cada una de las ocho provincias andaluzas. Los equipos negociadores esperan cerrar el resto de flecos en pocas horas y, en cualquier caso, siempre antes de este viernes, día en el que se vuelve a reunir la Mesa del Parlamento regional después de que su presidenta, Marta Bosquet, haga la ronda de consultas el miércoles y el jueves con los grupos políticos para designar a un candidato a la investidura.

La dirección nacional de Ciudadanos ha querido dejar claro que "en ningún caso se va a negociar un Gobierno en el que esté Susana Díaz". Y aclaran posiciones con respecto a las hipótesis sobre diferentes tipos de investidura: "Si no hay Gobierno de cambio, porque los otros tres partidos lo bloquean, habrá elecciones". Esa matización de Ciudadanos es especialmente relevante tras las declaraciones del secretario general del partido, Teodoro García Egea, que advirtió que sin acuerdo de las tres formaciones Susana Díaz podría ser volver a ser presidenta.  Fuentes de la dirección nacional de los populares han indicado que la llamada de atención era para que el partido de Santiago Abascal tomara nota de la gravedad de las consecuencias de su posible bloqueo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información