Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez pide la renuncia de Cosidó y que el PP no rompa el pacto del Poder Judicial

El presidente mantiene como legítimo que el poder legislativo nombre a miembros del judicial y reprocha al portavoz popular su sentido patrimonialista de la justicia

El presidente del Gobierno, durante la sesión de control al Gobierno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido al PP cambiar en el futuro la forma de elegir a los 20 vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por parte del Congreso y el Senado. Pero considera que estos momentos ambos partidos deberían mantener el pacto que habían alcanzado para la renovación de dicho órgano y que se ha roto este martes. El presidente del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su partido no lo cumplirá tras la renuncia del magistrado Manuel Marchena. Sánchez, en cualquier caso, ha avanzado que considera legítimo que el poder legislativo nombre a componentes del Poder Judicial.

El juez Manuel Marchena ha presentado este martes su renuncia para presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo, tras conocerse ayer un mensaje del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que expresaba su satisfacción porque su partido podría controlar "por la puerta de atrás" la sala segunda del Tribunal Supremo y futuros nombramientos. Las palabras de Cosidó y la renuncia de Marchena han protagonizado la sesión de control al Gobierno en la Cámara alta. Y la polémica ha surgido, precisamente, tras una pregunta previamente registrada de Cosidó a Sánchez sobre la hipótesis de posibles indultos para los políticos presos que lideraron en Cataluña el proceso independentista.

El presidente del Gobierno ha contestado que no tenía mucho sentido anticiparse no solo a esa futurible iniciativa del poder ejecutivo sobre los indultos, sino incluso a que comience ese juicio y se dicte sentencia. Pero Sánchez se ha guardado su último turno de intervención para poner contra las cuerdas a Cosidó por sus mensajes de intromisión en el Poder Judicial.

El jefe del Ejecutivo se ha expresado a favor, en plena controversia sobre la elección del CGPJ, del actual sistema de elección por el cual el poder legislativo tiene competencia para la promoción de una cuota de 12 de los 20 vocales le parece legítimo. El método, que se cambió por última vez en 1985, concede esa prerrogativa directamente a partes iguales al Congreso y al Senado y permite, además, la selección de los otros ocho componentes entre juristas de reconocida competencia. Asociaciones de jueces, Ciudadanos y ahora también el PP pretenden volver al sistema por el que los colectivos corporativos proponían directamente a esos miembros.

El acuerdo alcanzado la semana pasada entre el PP y PSOE y que ahora los populares pretenden romper, el primero de ese nivel desde que Sánchez está en La Moncloa, sigue convenciendo, sin embargo, al líder socialista. Sánchez ha asegurado este martes en el Senado que ese pacto es "legítimo" y "representa a 210 diputados” de los 350 presentes en el Congreso. Y ha agregado que aunque está abierto a hablar de otras opciones, él mantiene que el modelo actual es bueno: "Voy a defender que sea el poder legislativo y no las asociaciones de jueces las que elijan al poder judicial”, ha dicho en respuesta al senador Jon Iñarritu. "El PP es un partido de palabra, que respeta los acuerdos y le pido que lo respeten", ha enfatizado el presidente.

Sánchez ha rechazado así dar al traste con el pacto logrado entre PP y PSOE, pero tampoco desperdició la oportunidad de tener enfrente a Cosidó para atacarle por sus mensajes. "El escándalo no es que sea el poder legislativo el que elija al Poder Judicial sino el sentido patrimonialista del PP de la Justicia".

El líder del PSOE insistió en demandar al PP que respete el acuerdo por la importancia de la renovación del Consejo del Poder Judicial "por sentido de Estado". Y agregó: "Hagan oposición pero no a cambio de deteriorar las instituciones del Estado". Y aprovechando que el portavoz popular ya no podía intervenir porque había consumido su turno con las reclamaciones contra posibles indultos remató: “Hoy ha renunciado alguien pero no quienes esperan los españoles que renuncie, que es usted".

El presidente del Gobierno ha reconocido que el pacto judicial con el PP sigue en el aire por culpa de los mensajes de Cosidó al interpretar esa negociación de una manera interesada. "Usted ha desvirtuado el pacto, interpretándolo como beneficioso para la corrupción del PP, al decir que el juez [José Ricardo] De Prada está mejor en el Consejo que no poniendo sentencias contra el PP”.

El portavoz popular solo se ha permitido una alusión muy indirecta a sus controvertidos mensajes al aludir a las diferentes versiones que Sánchez ha expresado sobre los indultos a los presos de procés, según estuviera en la oposición o ahora como presidente del Gobierno, y le ha interpelado sobre que ahora debe responder de su pasado. En ese momento, han aumentado en el hemiciclo los murmullos y las miradas reprobatorias hacia Cosidó, entre otras razones porque también está envuelta en polémica su relación cuando era director general de la Policía, bajo el mandato de Mariano Rajoy, con el excomisario jubilado José Manuel Villarejo. Y ha sido ahí cuando ha introducido ha dicho: "Yo estoy muy orgulloso de mi pasado".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >