Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera insta a PP y PSOE a romper el pacto del Poder Judicial y que sean los jueces quienes elijan a los vocales

Ciudadanos defiende su propuesta de renovación del órgano de gobierno de los jueces registrada en julio en el Congreso. El partido naranja se ha dado cuenta de que tiene que elevar el tono

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en un acto el pasado domingo.
Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en un acto el pasado domingo. Europa Press

Albert Rivera ha aprovechado la crisis por la renuncia de Manuel Marchena a presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para reclamar un cambio en el método de elección de este órgano que acabe con su “politización”. El líder de Ciudadanos ha instado este martes a PP y PSOE a que rompan el acuerdo al que llegaron para “repartirse” el Consejo y apoyen su propuesta de reforma de la ley para que sean los jueces los que elijan a la mayor parte de los vocales. Rivera ha sido muy duro con Pedro Sánchez y Pablo Casado por “no haber estado a la altura” en la renovación del Poder Judicial en un momento, además, especialmente delicado en el que el Tribunal Supremo está a punto de juzgar el procés. “La dignidad la ha puesto Marchena, y la vergüenza, Sánchez y Casado”, se ha quejado Rivera.

“Lo que hay que hacer es cambiar este sistema. Le pido a Sánchez y a Casado que rompan este pacto de la vergüenza y voten la ley que propone Ciudadanos, en la que por primera vez los jueces votan a los 12 vocales. Ahora los nombran Génova y Ferraz, y nuestra ley propone que a los 12 jueces los vuelvan a elegir los jueces por sufragio”, ha defendido Rivera en Antena 3.

La propuesta de ley que Ciudadanos registró el pasado julio en el Congreso cambia el método de elección para que los jueces elijan a 12 vocales de los 20 del Consejo del Poder Judicial, mientras los ocho restantes seguirían siendo elegidos por el Congreso y el Senado. Ahora, ambas Cámaras eligen a la totalidad de los vocales del Consejo. La iniciativa de Ciudadanos está aún pendiente de toma en consideración en el Parlamento.

El partido de Rivera renunció a participar en el acuerdo al que han llegado PSOE y PP para la elección de los vocales —que ahora ha saltado por los aires con el paso atrás de Marchena—, porque entiende que la participación del Parlamento en la composición del Consejo es una “politización” intolerable. “Que el señor Sánchez y Casado, por teléfono, apañen quién va a controlar el poder judicial es una vergüenza”, ha incidido este martes Rivera, que hace hincapié además en que el momento es especialmente sensible para dar esta imagen de falta de imparcialidad de la justicia, por la cercanía del juicio al procés. Los partidos independentistas están utilizando esta crisis para insistir en su tesis de que la justicia española no es independiente. “En un momento histórico como este me avergüenza, me entristece”, se ha quejado Rivera.

La cúpula de Ciudadanos ha recibido además con sorpresa la “torpeza” del PP exponiendo por escrito —en el mensaje que el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, envió a los senadores populares— el “amaño” para repartirse el Poder Judicial. En la dirección conceden mucha gravedad a las palabras de Cosidó, pero no le han pedido que dimita. La portavoz de la ejecutiva, Inés Arrimadas, compareció algo tibia el lunes tras conocerse el mensaje de Cosidó en el que se jactaba de “controlar por atrás” la sala segunda del Tribunal Supremo. Por un lado, en la dirección creen que las responsabilidades no deben quedarse en Cosidó y deben apuntar más arriba, pero, por otro, en el partido se han dado cuenta de que tienen que elevar el tono —y lo harán a partir de ahora— contra los dos partidos, porque el escándalo es considerable.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información