Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía quiere explicar al juez cómo vigiló Interior a Bárcenas

El comisario García Castaño pide permiso para detallar el uso de fondos reservados

Luis Bárcenas, a la salida de su casa, el pasado mayo.
Luis Bárcenas, a la salida de su casa, el pasado mayo.

El comisario Enrique García Castaño, detenido el pasado 11 de julio como presunto integrante de la trama policial encabezada por José Manuel Villarejo, presentó el miércoles en la Audiencia Nacional un nuevo escrito para que el Gobierno le autorice a aportar en el juzgado datos sobre operaciones policiales sometidas a la Ley de Secretos Oficiales. Es el tercer escrito que presenta en el mismo sentido para defenderse de las acusaciones que pesan sobre él, sin que hasta ahora haya recibido contestación oficial.

En esta ocasión, el alto mando policial quiere aportar información sobre los supuestos pagos con fondos reservados al chófer de la mujer de Luis Bárcenas para localizar documentación supuestamente comprometedora en poder del extesorero del PP tras su ingreso en prisión en 2013 por su implicación en el caso Gürtel.

El juez Diego de Egea ha abierto una pieza separada dentro del caso Tándem para investigar dichos pagos, en los que desempeñó un papel clave el comisario Villarejo, que entonces estaba destinado en la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional en la etapa de Jorge Fernández Díaz como ministro del Interior. Un informe de la Unidad de Asuntos Internos revela que en el domicilio del comisario jubilado se encontraron los recibos que presuntamente le firmó el chófer, Sergio Ríos Esgueva, tras recibir los pagos por sus servicios. Las pesquisas apuntan a que Villarejo le entregó 48.000 euros en metálico con cargo a los fondos reservados. Los entonces responsables policiales nunca judicializaron aquellas pesquisas ni hay constancia de que la información recabada se incorporara al sumario de los papeles de Bárcenas.

"Nuevas filtraciones"

García Castaño reclama ahora al juez Diego de Egea que "se dirija al Consejo de Ministros para que le dispense la obligatoriedad de guardar silencio sobre determinadas materias afectas por la Ley de Secretos Oficiales de 1968 y la Ley de Gastos Reservados de 1995". El comisario asegura que su petición viene motivada por “las nuevas filtraciones” sobre los supuestos pagos a quien fuera chófer de Bárcenas. "La intención del señor García Castaño es poder informar con todo detalle al órgano judicial de las condiciones en que se produjeron esos hechos y, con ello, poder acreditar su absoluta falta de responsabilidad penal", destaca una nota hecha pública por su defensa, encabezada por el exjuez Baltasar Garzón.

El policía —que en sus declaraciones ante el juez ha insistido en desmarcarse de las actividades del comisario Villarejo— asegura que su intención es "colaborar y facilitar las labores judiciales y fiscales de investigación" y recuerda que, días antes de su arresto, acudió "voluntariamente" a la Audiencia Nacional para declarar al trascender públicamente que algunas de las grabaciones de Villarejo le salpicaban en sus actividades.

Con la apertura de la investigación judicial sobre las supuestas vigilancias a Bárcenas, el sumario del caso Tándem cuenta ya con siete piezas separadas, además de haber provocado la apertura de un segundo sumario sobre las relaciones entre Villarejo y su compañero García Castaño. La principal novedad de la nueva pieza es ser la primera en la que se investigan actividades supuestamente vinculadas con la llamada brigada patriótica, el grupo de agentes que supuestamente participó en campañas contra rivales políticos durante la etapa de Fernández Díaz al frente de Interior. Los entonces responsables políticos del ministerio han negado estar al tanto de estas vigilancias a Bárcenas. Hasta ahora, las otras piezas del sumario se han centrado en las actividades privadas del comisario jubilado para su lucro personal en las que elaboraba dosieres comprometedores sobre empresarios con el uso, en muchos casos, de medios públicos. 

Seguimientos en el Metro de Madrid

Los diarios Ok Diario y El Español han publicado este jueves la existencia de un informe apócrifo que recoge seguimientos policiales a un supuesto colaborador del extesorero del PP con imágenes del circuito de videovigilancia del Metro de Madrid. El documento no figura entre los documentos intervenidos en los registros del caso Villarejo y, por tanto, no se ha incorporado al sumario, según fuentes de la investigación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información