Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores se opone a la apertura de seis nuevas ‘embajadas’ de la Generalitat

Borrell cree que su "objetivo claro y manifiesto" va contra los principios de la diplomacia española

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, a la izquierda, con el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, en julio pasado.
El ministro de Exteriores, Josep Borrell, a la izquierda, con el conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, en julio pasado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores se opone a la apertura de seis nuevas embajadas de la Generalitat de Cataluña en el extranjero por estimar que “su objetivo claro y manifiesto, declarado de modo reiterado por las principales autoridades del Gobierno de la Generalitat, consiste en utilizar estas delegaciones para apoyar fines manifiestamente contrarios a los principios y objetivos de la política exterior de España”, según ha confirmado la Oficina de Información Diplomática (OID).

El ministro Josep Borrell ha recordado que el informe de su departamento es preceptivo, pero no vinculante, por lo que la Generalitat puede seguir adelante con sus planes. "Ya sabemos que no nos va a hacer caso", ha reconocido en declaraciones a los periodistas. Borrell ha precisado ue el Gobierno recurrrirá a los tribunales si la actividad de estas delegaciones vulnera la ley.

Ernest Maragall, conseller de Acción Exterior, ha confirmado que la Generalitatr abrirá la semana próxima la representación en Washington y dará luz verde la seguiente a las seis nuevas delegaciones. Maragall ha descalificado el informe de Exteriores, del que ha sido que es "un artículo de opinión, un panfleto y literatura de partido".

El Ministerio que dirige Josep Borrell ha informado de que el pasado 17 de octubre el Govern de Quim Torra le comunicó su intención de abrir seis nuevas delegaciones en Viena (Austria), Tallín (Estonia), Zagreb (Croacia), Lisboa (Portugal), Estocolmo (Suecia) y Beirut (Líbano), con el objetivo de representar a la Generalitat en Europa Central, Países Bálticos, Balcanes, Portugal, Países Nórdicos y Mediterráneo Oriental, respectivamente.

De acuerdo con la ley de Acción y del Servicio Exterior de 2014, tanto el Ministerio de Exteriores como los de Hacienda y Función Pública deben emitir un informe previo a la apertura de estas delegaciones. Los dos últimos han dado luz verde a la apertura de las delegaciones, pero el primero se ha pronunciado en contra por considerar que su creación no es coherente con “las directrices, fines y objetivos de la Política Exterior, la Estrategia de Acción Exterior y, en particular, con el principio de unidad de acción en el exterior” .

En un documento interno de Exteriores, difundido por El Periódico de Catalunya, se argumenta que las delegaciones en el extranjero han sido "un instrumento fundamental para intentar la internacionalización del procés" y han servido para "denigrar la imagen internacional de España".

La Generalitat está obligada a solicitar el informe de Exteriores, pero puede no acatar sus conclusiones. Precisamente por no cumplir este trámite, el Ministerio de Asuntos Exteriores recurrió en agosto pasado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la reapertura de las delegaciones catalanas en el exterior (Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Italia, Suiza y Francia) que habían sido clausuradas durante la intervención de la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución. En la entrevista que mantuvo en julio pasado con Borrell, el conseller Maragall se comprometió a cumplir la ley.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información