Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estrasburgo hace pública la sentencia que puede acortar las penas de prisión a cerca de 70 etarras

El Tribunal de Derechos Humanos decide si se debe descontar de sus condenas en España el tiempo pasado en cárceles francesas

Una mujer reclama el acercamiento de los presos en Cambo-les-Bains (Francia) el 4 de mayo.
Una mujer reclama el acercamiento de los presos en Cambo-les-Bains (Francia) el 4 de mayo. EL PAÍS

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo hace pública este martes una sentencia que puede acortar de manera significativa la estancia en prisión de 69 de los 234 etarras que permanecen encarcelados en España. El pronunciamiento del alto tribunal europeo se produce después de que 24 presos de la banda armada presentaran un recurso contra la decisión de la justicia española de no descontar de sus condenas en España el tiempo que habían pasado encarcelados en otros países, principalmente Francia.

Si Estrasburgo da la razón a los miembros de ETA, ocho reclusos recuperarían la libertad de manera casi inmediata, mientras que otros 61 verían reducida de manera significativa el tiempo que les resta en prisión, según un estudio jurídico de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Esta ya ha anunciado que recurrirá ante la Gran Sala del TEDH si el fallo da la razón a los presos, lo que podría retrasar un año que la decisión sea efectiva. "No queremos que pase como cuando se derogó la doctrina Parot", señalan fuentes jurídicas de la AVT en referencia al fallo de 2013 del mismo tribunal que supuso la excarcelación en pocas semanas de otros setenta etarras.

La decisión de Estrasburgo gira en torno a la Ley Orgánica 07/2014 por la que el Gobierno del PP adaptó a la legislación española una decisión marco de julio de 2008 de la Unión Europea (UE) para homogeneizar el cumplimiento de las penas en los países miembros. El objetivo era que, por un mismo delito, una persona no pudiera cumplir dos o más condenas en diferentes estados. Sin embargo, la ley española incluyó una disposición final por la cual la decisión marco no sería aplicable para aquella sentencias anteriores al 15 de agosto de 2010 -fecha tope en la que se debía haber trasladado a la legislación española la medida-, lo que en la práctica supuso que el cambio legal no beneficiara a casi ningún terrorista.

Los presos de ETA iniciaron entonces una batalla legal para conseguir que sí se contabilizasen los años que habían pasado en cárceles de Francia, pero la Audiencia Nacional, en primer lugar, y más tarde el Tribunal Supremo y el Constitucional desestimaron sus recursos. El último, el pasado 10 de octubre, cuando el Supremo rechazó restar al exjefe militar de ETA Juan Antonio Olarra Guridi -condenado en España a más de mil años de cárcel con varios asesinatos, aunque el máximo de cumplimiento en su caso es de 30 años- los ocho años que había pasado encarcelado en Francia. En España, Olarra Guridi lleva recluido desde 2010.

A esas negativas de la justicia española, 24 presos presentaron recursos ante el Tribunal de Estrasburgo. El de tres de ellos es el que analiza la sentencia de este martes. En concreto, los de Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros; Alberto Plazaola Anduaga y Francisco Múgica Garmendia, Pakito. De ellos, solo Pakito permanece en prisión. A los 21 recursos restantes -entre ellos cuatro etarras que ya han recuperado la libertad en el tiempo que se ha demorado la batalla legal- se les aplicará la decisión que comunique este martes el TEDH.

No serán los únicos. En total, son al menos 69 presos de ETA que han cumplido o aún cumplen condenas en otros países los que podrían beneficiarse del fallo del TEDH, según un estudio elaborado por la AVT (los ministerios de Interior y Justicia aseguran no tener datos concretos sobre cómo afectaría la sentencia). De ellos, al menos ocho quedarían inmediatamente en libertad. Entre ellos, Rufino Arriaga, condenado por la justicia española a 20 años de cárcel y que pasó 5 años y 8 meses en prisiones francesas antes de ser entregado a las autoridades de Madrid en 2003.

Entre los que verían acortadas su estancia en prisión están destacados dirigentes de la banda, como el propio Pakito, José Javier Zabaleta Elosegi, Baldo; Joseba Arregi Erostarbe, Fiti; Josu Arkauz Arana, Josu de Mondragón; Ibon Fernández Iradi, Susper; Xabier García Gaztelu, Txapote, y Julen Agurra Egurola, Pototo. También algunos que aún permanecen encarcelados en Francia, pero a los que las autoridades de París entregarán a España para que cumplan las condenas ya impuestas en España como Jon Rubenach.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información