Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tejerina: “En Andalucía lo que sabe un niño de 10 años es lo que sabe uno de ocho en Castilla y León”

Los políticos andaluces rechazan las declaraciones de la exministra del PP sobre el nivel educativo en la región

FOTO: Isabel García Tejerina, vicesecretaria de Acción Social del PP, entrevista en TVE. / VÍDEO: García Tejerina matiza sus palabras en los pasillos del Congreso tras asistir al programa de TVE.

Todos los líderes políticos andaluces, incluido el del PP, han reaccionado en tromba en contra de las declaraciones de la vicesecretaria de Acción Social de los populares, Isabel García Tejerina, en las que ha ilustrado las diferencias entre comunidades autónomas en materia de Educación comparando los niveles entre Andalucía y Castilla y León. “En Andalucía te dicen que lo que sabe un niño de 10 años es lo que sabe un niño de ocho en Castilla y León”, ha asegurado este jueves en Los desayunos de TVE. Una nueva generalización sobre esta región ha avivado la polémica en plena precampaña electoral.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha respondido a Tejerina a través de un tuit en el que ha pedido respeto hacia los andaluces. “¿Pero es que no se va a cansar nunca el PP de despreciar a Andalucía? Ya no les pido que hablen bien de los andaluces; lo único que les exijo es que no nos sigan insultando”, ha publicado en su cuenta de Twitter.

El candidato popular a la Junta, Juan Manuel Moreno, también ha tenido que salir al paso de las declaraciones de su compañera de partido. “No compartimos las palabras de Isabel García Tejerina. Los niños y profesores andaluces son de 10, solo les falta un Gobierno a su altura”, ha tuiteado. No es la primera vez que el líder del PP en Andalucía ha debido desmarcarse de las opiniones vertidas por otros líderes de su formación cuestionando aspectos de la realidad socioeconómica de su región.

En 2016, el líder regional del PP trataba de consolidarse como jefe de la oposición en esa región. Ahora, en plena precampaña y con las encuestas en su contra, estos comentarios de miembros de su partido, no le ayudan. Andalucía, la comunidad de referencia del PSOE, se ha prestado a ser la diana de muchos de sus dirigentes nacionales para ponerla como ejemplo de la mala gestión socialista y contrapunto a sus políticas, especialmente cuando gobernaban en España. Una estrategia que, sin embargo, ha mermado las aspiraciones de ese partido para ganar en la región. Ese tipo de generalizaciones le costaron la mayoría absoluta a Javier Arenas en 2012 y Moreno sabe de la especial sensibilidad que entre los andaluces suscitan los comentarios sobre la comunidad. Así se lo ha hecho saber durante la charla que ha mantenido con la propia Tejerina, quien le ha llamado personalmente para pedirle disculpas.

Una campaña en la que se hable en positivo de Andalucía es uno de los lemas que ha esgrimido Díaz desde el mismo momento en que fijó la fecha para los comicios autonómicos. Las declaraciones de Tejerina alimentan la táctica de los socialistas, tal y como la propia presidenta ha destacado hoy. "Insulta a una tierra y lo hace con desdén supremacista y un desconocimiento total", ha sostenido la dirigente socialista.

Teresa Rodríguez, la cabeza de lista de Adelante Andalucía, la confluencia entre Podemos e IU para las elecciones autonómicas, también ha respondido en Twitter a la exministra: “Intolerable que desde el PP sigan faltando el respeto a Andalucía. En esta ocasión contra nuestros niños y niñas. Y lo dicen quienes han aplicado las peores reformas educativas. Usted no ha pisado Andalucía en su vida”. Juan Marín, el líder regional de Ciudadanos, ha sido también muy duro y ha pedido a la exministra que retire sus palabras que ha calificado como “un gran error”. 

Tejerina ha matizado sus declaraciones en el Congreso y ha asegurado que ella se refería a los datos del informe PISA que dicen que Castilla y León sale "mucho mejor que Andalucía". Moreno ha pedido a la exministra en privado que tenga especial cuidado con los temas de Andalucía, pero debería repetirlo en público. Teodoro García, secretario general del PP ha inisitido esta mañana en la cámara Baja: “Está claro que Susana Díaz quiere esconderse detrás de su fracaso y los de su partido. Está usando a los menores andaluces como escudo ante las críticas a su gestión. Pedimos que lo que se gastan en prostitución se lo gasten en educación y les iría mejor… Lo que es ofensivo para los andaluces es que hayamos conocido que alguien se haya gastado 36.000 euros del dinero de los andaluces en un prostíbulo. Eso da para 20 becas”, ha dicho en alusión al escándalo de la Faffe.

Menosprecio a lo andaluz

No es la primera vez que dirigentes políticos recurren a prejuicios o tópicos para menospreciar lo andaluz, muchas veces en época electoral. En 2011, la entonces vicesecretaria general del PP y responsable de la campaña de Mariano Rajoy, Ana Mato, puso como ejemplo que los niños andaluces “estaban en el suelo en las escuelas”, para contrarrestar las críticas por los recortes. En 2008, también en campaña, Mato sostuvo que “los niños andaluces son prácticamente analfabetos”. Una frase de la que luego tuvo que desdecirse.

Las críticas no solo han venido por parte de los populares. En 2011, el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, se mofó de los niños sevillanos y malagueños: "Allí hablan el castellano, pero a veces a algunos no se les entiende", dijo.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, recuperaba el discurso del PER en Andalucía para atacar a José Luis Rodríguez Zapatero. “Se han ido a Sevilla y han hecho lo único que creen que debe hacer un Gobierno, que es utilizar el dinero de los contribuyentes para dar pitas, pitas, pitas”.

La última polémica en Twitter es de hace unos meses. Fue a cuenta de la política de la Junta de Andalucía de subvencionar el 99% de la matrícula de los estudiantes de las universidades públicas si aprueban las asignaturas. Muchos catalanes criticaron la medida con tuits como estos: “En Catalunya me suben las tasas para que en Andalucía sea gratuito”. Lina Gálvez, consejera de Conocimiento, Innovación y Universidad, zanjaba la polémica publicando un mensaje en esa red social en catalán: “Fer política vol dir marcar prioritats. Des de Andalucia la nostre prioritat son les polítiques socials. Les noies i els nois andalusos tenen bonificacions per accedir a la universitat. Això es una prioritat i amb menys recursos econòmics que Catalunya”. “Hacer política significa marcar prioridades. En Andalucía nuestra prioridad son las políticas sociales. Los jóvenes andaluces tienen bonificaciones para acceder a la universidad. Eso es una prioridad y con menos recursos económicos que en Cataluña”. En una entrevista que Gálvez dio a EL PAÍS, se lamentaba de lo difícil que era en el resto de España superar los prejuicios hacia lo andaluz.

Con información de Carlos E. Cué, Javier Casqueiro y José Marcos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información