Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Los apicultores gallegos piden armas biológicas para combatir a la avispa velutina

Esta especie invasora ha causado dos muertos y está cercando a las viviendas y huertos

Trampas para avispas velutinas asiáticas en una colmena de Portodemouros (Pontevedra).
Trampas para avispas velutinas asiáticas en una colmena de Portodemouros (Pontevedra).

Cuanto más se sabe del comportamiento de la avispa asiática (vespa velutina) —que ya ha causado dos muertes en Galicia este verano—, menos esperanzas parecen abrigar los apicultores para combatir esta especie asentada en la región desde 2012 y que ha causado estragos entre los individuos de sus colmenas para conquistar su hábitat. Pero este insecto no solo es una amenaza para las abejas autóctonas productoras de miel, sino para la población, ante la proximidad de sus nidos a viviendas y huertos.

El presidente de la Asociación Galega de Apicultura (AGA), Xesús Asorey, ha reclamado a la Xunta de Galicia medios de investigación y más información a los ciudadanos, y cree que llegó el momento de apostar por armas biológicas, como las feromonas, para combatir este insecto. El portavoz de los apicultores gallegos ha avisado de que estas avispas procedentes de Asia han cambiado su comportamiento para adaptarse a las condiciones climáticas.

Marcos González, profesor de Zoología de la Universidad de Santiago, también opta por esta propuesta como única arma para frenar la proliferación de esta especie que ha calificado de “plaga e invasión”. Para este experto, la alarma social emergente “está plenamente justificada”.

"En 2017 había unos nidos grandes, con familias muy numerosas, de entre 15.000 y 18.000 individuos, en las inmediaciones de ríos, regatos y valles"

En la Universidad de Santiago ya existe un grupo de investigación que dirige Xulio Maside para buscar un parásito autóctono y biocidas que pueda atacar de forma selectiva a las velutinas sin aniquilar a los demás insectos. Además, estudia por primera vez el impacto económico de esta plaga en los productores gallegos y ha desarrollado un sistema basado en el análisis informático de diversos parámetros que determinan la densidad que va a tener la población de la avispa velutina en el futuro así como su distribución geográfica.

Este año han hecho nidos más pequeños, pero están más próximos a las zonas habitadas en comparación con el año pasado. Explica Asorey, que este acercamiento a los núcleos de población se debe a que buscan abrigo porque esta primavera ha sido más lluviosa y fría. “En 2017 había unos nidos grandes, con familias muy numerosas, de entre 15.000 y 18.000 individuos, en las inmediaciones de ríos, regatos y valles”, afirmó el apicultor. Sin embargo, explicó que ahora hacen muchos nidos y pequeños alrededor de las casas para abrigarse del mal tiempo.

Una “estrategia de supervivencia” que, según este apicultor ha multiplicado el problema este año. Y la amenaza ya no es tanto para las abejas, sino para aquellas personas que realizan trabajos o desbroces en las inmediaciones de sus casas, donde atacaron a varias personas, dos de ellas fallecidas el pasado mes de julio.

Tanto el presidente de AGA como el diputado del BNG en el Parlamento de Galicia, Xosé Luis Rivas, han pedido al Gobierno gallego una campaña informativa para que la población esté preparada y sepa qué pautas hay que seguir para evitar picaduras. Así, recomiendan que antes de llevar a cabo cualquier tipo de trabajo alrededor de viviendas se haga “una inspección ocular exhaustiva" para localizar nidos en la zona. En el caso de encontrarlo, recuerdan, se debe llamar al 112 advirtiendo del peligro de intentar neutralizarlos.

Asorey también ha hecho un llamamiento para que la Xunta forme un equipo de investigadores, en colaboración con los apicultores, para poner coto a las velutinas, mientras el diputado nacionalista ha criticado la falta de actuación de la Administración gallega "que echa balones fuera". Rivas ha emplazado a las consellerías de Medio Rural y Medio Ambiente a "coger el toro por los cuernos" y dar lugar a una "investigación seria ya que la población está desinformada y recurre a remedios caseros que son tiros al aire", reprochó.

También censura que la comisión de seguimiento de la velutina no dé resultados, ni información, sin tener en cuenta a las asociaciones de productores y los afectados, dice. "No hay respuesta que esté a la altura del problema", ha lamentado el político gallego. “Me pregunto qué ha hecho el Ministerio de Agricultura, porque ni siquiera ha identificado a la velutina como plaga”, ha explicado Rivas que ha incidido en que unas 300 especies de avispas se están expandiendo por todo el mundo debido al cambio climático.

Aprender a convivir con ellas

La consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, ha asegurado este lunes en Lugo que la declaración de plaga de la avispa velutina no es una competencia ni de su departamento ni de la Xunta. Vázquez ha explicado que hay un plan habilitado con carácter nacional y se está trabajando en este ámbito. “Esta especie ha venido para quedarse, por lo tanto, hay que convivir con ella", ha sentenciado la consejera, que ha pedido a los medios de comunicación que "no hagan un caos informativo, porque según Sanidad la picadura de una velutina, su dolor o efectos son los mismos que la de cualquier avispa o abeja si eres alérgico".

La máxima responsable de Medio Rural, sin embargo, ha apelado a la participación de distintos departamentos de la Xunta, como Vicepresidencia o Sanidad, para combatir la avispa asiática, con una comisión de seguimiento con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp), habilitándose sistemas para que los ayuntamientos puedan retirar nidos. “Tenemos que tener claro que no debemos tener grandes temores sino precauciones, pero si alguien dice que va a acabar con la velutina está engañando a la gente”, ha asegurado Vázquez. “Científicamente no se va a acabar con ella, o cuando menos no hay estudios que así lo indiquen, y nosotros actuamos en función de lo que nos dicen los técnicos", ha zanjado la consejera gallega.

Síguenos en Twitter y en Flipboard