PP y Ciudadanos presionan al Gobierno para que España no acoja al ‘Aquarius’

Podemos reclama a Sánchez a cambio que se haga cargo del barco con 141 inmigrantes a bordo

Migrantes hacinados en la cubierta del 'Aquarius', el pasado domingo
Migrantes hacinados en la cubierta del 'Aquarius', el pasado domingoGUGLIELMO MANGIAPANE / REUTERS

Pedro Sánchez tiene que tomar una decisión sobre el nuevo Aquarius con presiones contradictorias de la oposición. El PP y Ciudadanos no apuestan por que España acoja al barco con 141 migrantes a bordo y cargan contra la "nefasta" política migratoria del Gobierno que está provocando a su juicio un efecto llamada; mientras Podemos, socio del Ejecutivo, pide a cambio a Sánchez que se haga cargo de la embarcación, igual que hizo con el primer Aquarius que rescató a 630 personas el pasado mes de junio. El Gobierno no asume la acogida del barco por ahora porque considera que “España no es el puerto más seguro según la ley”.

El segundo Aquarius pone a Sánchez ante el dilema, —si Europa u otro país comunitario no responden a la llamada de auxilio del barco—, de repetir el gesto humanitario que adoptó nada más llegar al Gobierno con buena recepción por parte de la opinión pública española o rechazar la acogida de una embarcación que se encuentra en situación similar, aunque no idéntica, a la que llegó a las costas españolas en junio.

Más información

Mientras resuelve esa disyuntiva el PP y Ciudadanos aprovechan la posición ahora titubeante del Ejecutivo sobre el nuevo Aquarius para cargar contra su política migratoria. Los populares culpan a Sánchez de que se hayan multiplicado por tres los inmigrantes llegados por vía marítima a España en los dos últimos meses, según los datos que ha destacado este lunes Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado, en Algeciras. Según estos, en julio y agosto del año pasado llegaron 4.500 inmigrantes irregulares por vía marítima a las costas españolas, mientras en el mismo periodo de este año fueron más de 17.000.

Los populares consideran que España no debería acoger al barco sino que este debe ser recibido en el puerto más cercano al lugar en el que se encuentra, porque así lo establece el derecho internacional. El Aquarius, con 141 rescatados el viernes, está ahora fondeado a la espera de instrucciones en un punto a mitad de camino entre Malta e Italia, según el cuaderno de bitácora que publican las ONG que lo operan. Ambos países han rechazado ya oficialmente acogerlo. Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso, ha defendido que el puerto en el que debería ser acogido debe ser de Libia.

El PP apuesta por un "doble criterio" sobre la recepción del Aquarius: primero, que se acoja en el puerto más cercano, pero en todo caso, si acaba por recibirlo España, que no vaya a Algeciras. "Cualquier sitio menos Algeciras. No parece lo más prudente que este barco termine aquí", ha afirmado Cosidó, desplazado al municipio gaditano que ha calificado de "epicentro" de la "avalancha" migratoria, donde se ha más que cuadruplicado la llegada de inmigrantes irregulares este año con respecto al anterior. El Gobierno decidió que el último barco operado por la ONG Open Arms, con 87 migrantes, fuera recepcionado en Algeciras el pasado 9 de agosto. 

Ciudadanos tampoco cree que España deba decidir de forma unilateral la recepción de la embarcación y apuesta por una respuesta uniforme y coordinada de Europa. "Son las autoridades europeas quienes deben procurar que la frontera sur de Europa atienda la situaciones de emergencia humanitaria y que esto no se convierta en una subasta inversa de a ver quién no se queda con ellos", ha considerado el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Carlos Carrizosa, en comparecencia de prensa en Barcelona. El partido de Albert Rivera pide a Sánchez que lidere en Europa una respuesta común ante esta crisis humanitaria "y garantizar que Europa actúe de forma uniforme y coordinadamente".

Tanto el PP como Ciudadanos cargan contra la "improvisación" y el "populismo" del Gobierno socialista con respecto al desafío migratorio y en concreto con la recepción de los barcos con inmigrantes en el Mediterráneo. "No sabemos si [el Gobierno] quiere convertir a España en el puerto de entrada de toda la inmigrancion irregular de Europa acogiendo a toda embarcación, o no... porque ahora el Gobierno tiene serias dudas sobre el mismo barco. Hoy no sabemos qué quiere hacer el Gobierno", se ha quejado el portavoz popular.

Podemos, al contrario, presiona al Gobierno del PSOE para que acoja al Aquarius. "En su día aplaudimos la decisión de Sánchez, un Gobierno que se dice respetuoso con los derechos humanos no podría hacer otra cosa. Esperamos que con este nuevo caso, el Gobierno, junto con los Ayuntamientos que ofrecieron su ayuda, pueda dar una acogida digna", traslada un portavoz oficial de la formación.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50